La bola de Times Square recibirá el 2021 sin público por el coronavirus

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 30 dic (EFE News).- La famosa bola de Times Square, con la que los neoyorquinos reciben el año nuevo, no tendrá más compañía este 31 de diciembre que la del personal de producción del evento y un pequeño grupo de trabajadores esenciales, ya que las autoridades de la ciudad de Nueva York han prohibido la asistencia del público por la pandemia del coronavirus.

"El año que viene nos reuniremos y llenaremos Times Square", dijo este miércoles el jefe de Departamento de la Policía de Nueva York, Terence Monahan, en una rueda de prensa.

"Pero este año, ni siquiera intenten venir a verlo", urgió Monahan, que señaló que los ciudadanos no podrán ni acercarse a ver cómo la bola desciende los 24 metros que mide el mástil que la sustenta, una ceremonia que se remonta a 1904.

"No vamos a permitir que estén de pie en la esquina y mirar hacia arriba", insistió el alto cargo de la Policía. "No vengan a la zona pensando que van a poder verlo. No vengan".

Junto al equipo de producción, un pequeño grupo de trabajadores esenciales, entre ellos un pediatra o un repartidor de pizzas que se enfermó de coronavirus, será el único que podrá dar la bienvenida al 2021 en la emblemática plaza, pero el resto de la población deberá ver el evento a través de la pantalla de televisión o la página oficial de Times Square.

Las celebraciones de Nochevieja comenzarán a las 18.00 hora local del jueves (23.00 GMT), e incluirán una actuación de Gloria Gaynor, que despedirá el 2020 con su himno "I Will Survive" (Sobreviviré).

Junto con el festejo de Times Square, Nueva York también canceló los tradicionales fuegos artificiales de Coney Island y la carrera por Central Park a medianoche.

Otros años, la Policía de Nueva York despliega en Times Square un alto número de agentes, dado que son cientos de miles de personas las que se acercan al lugar, pero la ausencia de público ha llevado a que en esta ocasión el cuerpo pueda reducir en un 80 % su despliegue, y estar presentes en otras zonas de la ciudad.

Aun así, dada la importancia del lugar, se desplegarán agentes de la unidad antiterrorista y de la división de armas pesadas.

"En estos momentos, no hay una amenaza activa, creíble ni específica contra la celebración", apuntó la jefa de la Unidad Antiterrorista de la Policía de Nueva York, Martine Materasso. "Pero dado su estatus icónico, siempre debemos tratarlo como un objetivo en potencia", agregó.

Además, ya se han desplegado por la zona barreras de hormigón y se han rastreado garajes y otras instalaciones alrededor de Times Square, mientras que se cortará el paso tanto a vehículos como a peatones a las calles aledañas horas antes del evento.

La celebración de Nochevieja de Times Square se remonta a 1904, cuando el entonces editor del periódico The New York Times, Adolph Ochs, quiso organizar por la Nochevieja de ese año un espectáculo de fuegos artificiales en la azotea de la flamante sede del diario para marcar el traslado del medio a sus nuevas oficinas, previsto para un día después.

Sin embargo, no sería hasta tres años después cuando hizo su aparición la mítica bola, que entonces pesaba 317 kilogramos, tenía un diámetro de metro y medio y contaba con un centenar de bombillas blancas adosadas.

Más de un siglo más tarde, y después de haber faltado sólo en 1942 y 1943 como consecuencia de la II Guerra Mundial, la bola está compuesta por 2.668 triángulos de cristal, iluminada por 32.256 bombillas led rojas, azules, verdes y blancas que forman una paleta de 16 millones de colores, y pesa 5.386 kilogramos.

(c) Agencia EFE