El BoJ mantiene sus estímulos animado por vacunación y recuperación moderada

Tokio, 22 sep (EFE).- El Banco de Japón (BoJ) decidió hoy mantener sin cambios su política monetaria, tras valorar positivamente la recuperación moderada en el país y el avance de la vacunación de la covid-19 para la normalización de las actividades económicas.

Al término de su reunión mensual de dos días este miércoles, el comité de política monetaria del banco central japonés decidió por mayoría mantener su política ultraflexible, basada en una tasa de interés negativa a corto plazo (-0,1 %) y un amplio programa de compra de bonos estatales y fondos cotizados para mantener los rendimientos de los bonos a 10 años en torno al 0 %.

La institución decidió, además, por unanimidad seguir adelante con un sistema de préstamos sin intereses para instituciones financieras que contribuyan a apoyarlas iniciativas estatales para combatir el cambio climático, que propuso en su reunión del mes precedente y del que se encuentra elaborando un primer borrador, y seguir adelante con sus programas de estímulo adoptados por la covid-19.

El BoJ valoró positivamente en su informe la recuperación moderada que está teniendo lugar en el país asiático, pese al impacto de la persistente pandemia en las exportaciones y cadenas de suministro, que espera aliviar con su decisión inmovilista, mientras no descarta "adoptar flexibilizaciones adicionales si fuera necesario".

La economía japonesa se expandió un 0,5 % en el trimestre de abril a junio, tras una contración del 1,1 % en el previo, motivada especialmente por la caída del consumo, pilar económico del país.

Aunque el banco central espera que el nivel de la actividad económica se mantenga débil, especialmente en el sector de servicios cara a cara, muy afectados por la pandemia y los continuos estados de emergencia (vigentes la mayor parte de este año en las áreas más pobladas de Japón), cree que "la economía parece que se recuperará".

La mejoría se debería principalmente al avance de la vacunación y a un incremento de la demanda externa, la adaptación de la situación financiera y las medidas gubernamentales, señaló en su informe.

En lo que respecta a los precios, el BoJ dijo que la variación para este año se sitúa en torno a cero, ya que el encarecimiento energético está contrarrestando el impacto de la covid. El BoJ mantiene su esquiva meta de situar la inflación en torno al 2 % y dijo que continuará con su rumbo actual para lograrlo.

Pese al tono positivo, el banco central destacó la importancia de vigilar la evolución de la covid por su impredecibilidad, para mantener la estabilidad del sistema financiero.

La reunión más recente del BoJ sobre política monetaria tuvo lugar una semana antes de que se acabe el mandato del actual líder del partido gobernante y primer ministro del país, Yoshihide Suga, un cambio de liderazgo que los analistas considera que no tendrá por el momento efectos en su política de estímulos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.