Bogotá entrega a la ONU informe sobre las violaciones de DD.HH. en las protestas

·3  min de lectura

Bogotá, 26 may (EFE).- La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó hoy un informe a la representante de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionado para los DD.HH de las Naciones Unidas, Juliette de Rivero, sobre las presuntas violaciones de derechos humanos ocurridas durante las protestas que comenzaron el 28 de abril.

Según López, contrario a las protestas de septiembre pasado, cuando diez personas fallecieron durante las manifestaciones contra la brutalidad policial que causó la muerte de Javier Ordóñez, en este último mes de manifestaciones en Bogotá solo se están investigando dos muertes que podrían tener alguna relación con las movilizaciones.

"Pasamos de un septiembre de uso indiscriminado de armas de fuego que ocasionaron diez homicidios de jóvenes, a un mes de protestas ciudadanas en las que el hecho más reiterado y protuberante de preocupación en este momento de afectación a la vida es la afectación facial y ocular de 33 jóvenes", dijo la alcaldesa en una rueda de prensa.

POLICÍAS Y JÓVENES, LOS MÁS AFECTADOS

De esos 33 jóvenes, según detalló López al entregar el informe, ocho están en riesgo de perder completamente la visión.

Aunque la ciudad no ha sido el epicentro del caos y la violencia, la alcaldesa reconoció que "no quiere ello decir que no han pasado cosas graves e inadmisible que reconocemos, que aquí estamos documentando y vamos a hacer sancionar".

Subrayó que en la últimas cuatro semanas de manifestaciones, en las que han ocurrido 775 actividades de protestas en Bogotá, "hemos tenido más policías que civiles heridos", pues hay 380 uniformados lesionados, de ellos 17 muy graves, mientras que 361 civiles han resultado heridos, de ellos cinco en estado delicado.

Denunció además que 15 policías han sido víctimas de intento de homicidios, 14 de ellos estaban en un Comando de Atención Inmediata (CAI) cuando una turba prendió fuego al lugar con ellos adentro, y otro uniformado fue herido directamente en el rostro con una bomba molotov.

"El 72 % de todos estos actos y de las denuncias que hemos recibido de presunto abuso de poder o abuso policial están concentradas en cinco puntos de la ciudad", detalló la alcaldesa al aclarar que la mayoría de las manifestaciones ha transcurrido de manera pacífica, pero en la noche se presentan enfrentamientos entre los protestantes y la fuerza pública.

RESPUESTA DE LA ONU

Por su parte, la representante Juliette de Rivero felicitó a las autoridades porque "han hecho todo lo posible para que estas manifestaciones sean pacíficas, pero advirtió que les preocupa "también los excesos de la fuerza y las presuntas violaciones que se han visto en estas semanas".

"Quiero saludar a las autoridades que han utilizado el diálogo para desescalar tensiones, que han entendido a los jóvenes, que han ajustado sus respuestas para evitar esas violencias", agregó al destacar la relatoría entregada por la Alcaldía de Bogotá.

Destacó que es muy importante que las autoridades reconozcan los problemas ocurridos durante las manifestaciones, así como los excesos y las violaciones de derechos humanos porque ese es el primer paso para buscar soluciones.

Las manifestaciones comenzaron hace cuatro semanas contra el presidente colombiano, Iván Duque, y según datos oficiales, 19 muertes han sido confirmadas en relación con las protestas de las 43 reportadas a las autoridades, mientras que la ONG Temblores reporta que la violencia policial es responsable de 43 homicidios ocurridos durante las marchas.

(c) Agencia EFE