Bochorno para Trump: su armada nuclear no ha ido a Corea como él anunció, sino que ha tomado el rumbo contrario

WTB

Donald Trump apenas lleva 3 meses en el cargo y ha metido la pata en varias ocasiones. Pero seguramente ninguna de manera tan increíble como con su armada nuclear. El presidente de los Estados Unidos anunció el pasado día 12 de abril que estaba enviando una armada poderosa a Corea, para contrarrestar la escala armamentística del régimen de Pyongyang. Pero una semana después se ha conocido que la famosa flota no solo no se ha acercado a la península coreana, sino que ha tomado el rumbo contrario y se ha alejado de ella. 

El portaviones nuclear Carl Vinson, en el que viajan 6.000 soldados y 60 aeronaves partió de su base Singapur el pasado 8 de abril, pero en vez de ir al norte, tomó la dirección sur hacia el Océano Índico, en cuyas aguas se encuentra ahora mismo realizando unas maniobras conjuntas con la marina australiana.

El portaviones nuclear Carl Vinson (Sean M. Castellano/U.S. Navy/REUTERS)

El movimiento del barco y las promesas de presión a Corea del Norte llegaron cuando se produjo el bombardeo de la base aérea siria desde la que partieron los aviones que lanzaron armas químicas sobre la población de este país.

El 11 de abril, el antiguo teniente general Mattis confirmó públicamente la misión hacia Corea, y al día siguiente el propio presidente insistió en la idea, lo que hizo que se temiera por un posible ataque preventivo en la región. Pero los días han pasado y nada de esto se ha hecho realidad. Así que todo parece indicar que la promesa de enviar un portaviones nuclear hacia Corea fue una simple proclama propagandística más que un intento por amedrentar a Kim Jong-un. 

A pesar de que en los últimos días se han producido varios llamamientos para rebajar la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos, sobre todo por parte de China, nadie del Ejército de los EE.UU. o de la administración Trump ha comunicado la situación del portaviones, que finalmente se ha conocido gracias a que el Washington Post ha atado cabos al ver una imágenes distribuidas por la Armada del barco cruzando el Estrecho de la Sonda, entre Java y Sumatra, y a 5.000 kilómetros de Corea. 

El mismo medio asegura que en cuento terminen las maniobras el barco viajará hacia el lugar que Trump prometió, pero su destino no está confirmado al 100%: si China consigue que Corea del Norte rebaje su discurso belicista, es probable que el Carl Vinson vuelva a su base en Singapur.