Boca-River, clásico para despabilarse y meterse en la pelea

·3  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Ninguno de los dos dio la talla en la Copa Libertadores y por ahora miran de atrás a los líderes de la liga argentina. Boca Juniors y River Plate protagonizarán el domingo un superclásico para despabilarse y enfocarse en la pelea por el título.

Los dos clubes más populares de Argentina mordieron el polvo en los octavos de final del certamen continental, que era su prioridad en esta segunda parte del año. Y en el campeonato local suman la misma cantidad de puntos, 29, a cuatro de los líderes Atlético Tucumán y Gimnasia La Plata a falta de 10 fechas para el final.

Boca viene de tres triunfos consecutivos, en los que pareció dejar atrás el temporal que se llevó puestos a su técnico Sebastián Battaglia y al capitán Carlos Izquierdoz tras la eliminación en la Libertadores.

“A la gente le digo que vayan a alentarnos con mucha fe, nosotros haremos el resto”, expresó el estratega interino Hugo Ibarra tras la victoria 2-1 ante Colón en la antesala al duelo ante el clásico rival en el estadio La Bombonera.

Más allá del optimismo, Ibarra debe lidiar con la baja de su jugador más desequilibrante, el delantero Sebastián Villa, quien sufrió una lesión de rodilla y será baja en lo que resta de la liga.

En un equipo que todavía no logra una identidad de juego, el futbolista colombiano sumaba tres goles y era líder en asistencias (7). Su reemplazante, el juvenil Luca Langoni, superó las expectativas con igual cantidad de tantos en tres partidos, pero persiste la duda si dará la talla en un partido de alto voltaje.

Por otra parte, no es segura la presencia del capitán Marcos Rojo, con una molestia muscular.

Boca formaría con Agustín Rossi, Luis Advíncula, Jorge Figal, Carlos Zambrano o Rojo, Frank Fabra; Alan Varela, Pol Fernández, Martín Payero, Norberto Briasco, Langoni y Darío Benedetto.

River también tuvo un comienzo irregular en la liga con varios traspiés impensados, pero acumula seis partidos sin derrotas.

“Estamos mejor, aunque no de la manera que quisiéramos”, reconoció su entrenador Marcelo Gallardo. “Sumamos puntos en casa, que en algún momento los habíamos perdido... El encuentro del domingo será clave para prendernos en la pelea, pero no va a ser definitorio”.

Su equipo es el más goleador del torneo (27), de los cuales cuatro fueron aportados por Pablo Solari, contratado a mitad de año y que se ha convertido en una pieza vital. Pero el atacante sufrió una lesión muscular en el triunfo 2-0 ante Barracas el último domingo y está en duda. Matías Suárez se perfila como reemplazante.

River formaría con Franco Armani, Milton Casco, Emanuel Mammana, Paulo Díaz, Elías Gómez, Santiago Simón, Enzo Pérez, Rodrigo Aliendro, Nicolás De la Cruz; Solari o Suárez y Lucas Beltrán.

Por torneos locales, Boca no le gana al clásico rival en La Bombonera desde 2015. En tanto que la última victoria de los millonarios de visitante fue en 2018.

El colíder Atlético Tucumán visitará el sábado a San Lorenzo, mientras el otro puntero Gimnasia enfrentará el domingo a Newell’s en Rosario.

La 18va fecha de la liga arrancará este jueves con Independiente-Aldosivi, Argentinos-Rosario Central y Unión Sarmiento. Un día después jugarán Barracas-Lanús, Patronato-Platense, Estudiantes-Racing y Tigre-Huracán.

La fecha se completará con: Central Córdoba-Godoy Cruz, Banfield-Colón (sábado); Arsenal-Vélez y Talleres-Defensa (domingo).