Boca: del dolor por la situación de Román y una llegada que no se concretó, a un mercado muy austero

Franco Tossi
·5  min de lectura

Aunque le cueste, Boca debe dejar de lado la consternación que provocó el pase caído de Felipe Román; no por la negociación frustrada, sino por el estado anímico del chico que tanto conmovió a la gente del club. Adelante hay una temporada que ya comenzó y, con el cierre del mercado de pases, Miguel Ángel Russo tiene definido el plantel que lo representará dentro del campo de juego en este primer semestre de 2021. Sin demasiados cambios, finalmente terminó sumando tan solo una incorporación: Marcos Rojo.

Agenda de TV: todo lo que hay para ver el sábado

Quedará la sensación de tranquilidad, del deber cumplido como correspondía. De que más que perder la posibilidad de un nuevo jugador, se salvó una vida que ya tenía cuenta regresiva al diagnosticarle, según averiguó LA NACION, una miocardiopatía hipertrófica progresiva, gracias a la revisión médica. Román fue hisopado ayer para emprender en estas horas su regreso a Bogotá. ¿Qué sería del futbolista colombiano si Boca no se hubiese cruzado en su camino? Seguiría su rutina de entrenamientos y partidos oficiales con la camiseta de Millonarios. Ahora bien, ¿por cuánto tiempo?

Y es que el lateral derecho recibió, sin anestesia, el golpe de realidad. No es un tema para andar escondiendo la cruda verdad, aunque apenas transite los 25 años. Por eso, la junta médica de la institución boquense trató de hacerle entender que el jueves fue un día bisagra en su vida futbolística: su situación requiere que abandone la actividad profesional. Las consultas de LA NACION llegaron hasta el fondo de esta cuestión sensible. Fuentes de Boca ratificaron, primero, que la última vez que fue sometido a unos análisis semejantes en Colombia fue hace un año y medio, algo que consideran "una locura".

Súper campeona: Osaka arrolló en el Australian Open y va por la el número uno

Luego, detallaron lo más importante. Hay corazones de atletas que pueden tener hipertrofia debido al esfuerzo físico, pero en este triste caso hay incluida una patología que, incluso, puede agravarse. Aquel último estudio había arrojado un valor de hipertrofia dentro de lo normal. Sin embargo, al realizarle los estudios de rigor del jueves, se observó que ese valor estaba ya por encima de lo deseable.

Así las cosas, el después de la noticia. A Román no había forma de contenerlo. La gente del Consejo de Fútbol, algunos directivos y Miguel Ángel Russo lo acompañaron en el Hotel Intercontinental, el búnker de las concentraciones de Boca. El entrenador había pedido su contratación porque fue él quien lo hizo debutar en Millonarios, en 2017. Russo se presentó en la habitación siendo más padre que técnico para contener a quien le costaba encontrar explicaciones. El Consejo y la dirigencia estarán a disposición del colombiano hasta que vuelva a su país.

Tendrán que pasar la página y pensar en lo que viene, manteniendo activos a los laterales derechos de siempre: Julio Buffarini y Leonardo Jara, a los que se les termina el vínculo en junio y, al menos con el segundo, no hay intenciones de renovar. El primero ya fue despedido con un comunicado meses atrás, pero sigue siendo parte del grupo.

Marcos Rojo se prepara; el defensor es la única incorporación
Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Boca

Así, será Marcos Rojo el único refuerzo que logró sumar el campeón local: llegó en libertad de acción desde Manchester United y firmó un contrato por dos temporadas, con la opción de prorrogarlo un año más. Por estos días encara una pretemporada personal que le demandará algunas semanas, más debido a una larga inactividad, entre la pandemia y la falta de competencia, por no ser primera ni segunda opción en Inglaterra. De hecho, en la primera práctica en Ezeiza padeció una contractura por la que tuvieron que regular las cargas.

En caso de irse alguien tampoco se achicará el plantel que ganó la Copa Diego Maradona 2020. Porque el que puede decir adiós es Cristian Pavón, que el último año y medio lo pasó cedido a Los Ángeles Galaxy. A la espera están de lo que suceda con las negociaciones por su venta (esa franquicia ofertó U$S 10.000.000 brutos para adquirir su pase), pero más sobre si la Justicia le otorga el permiso para abandonar el país, después de la medida cautelar solicitada por la defensa de Marisol Doyle, la chica que lo denunció por presunto abuso sexual con acceso carnal.

"Parecido al Búfalo", recordó alguien del club sobre lo sucedido con Felipe Román. El Búfalo era Juan Gilberto Funes, que había sido advertido a los 27 años, cuando militaba en Niza, de Francia, que sufría de una endocarditis protésica, por la que le recomendaban abandonar la actividad profesional y por la que, lamentablemente, murió años más tarde. Funes estuvo muy cerca de firmar con Boca en 1990, pero no pasó los exámenes médicos. Incluso se dio la casualidad de que el Búfalo también vistió la camiseta de Millonarios.

Russo, de hecho, vivió algo similar cuando debió encarar a Marcelo Bravo, siendo técnico de Vélez, para comunicarle en 2005 que tenía un problema cardíaco. "Si no paraba, mi vida corría mucho riesgo. Pasaron siete meses para conocer que yo tenía miocardiopatía hipertrófica, que puede provocar la muerte súbita", le contaba hace unos años a TyC Sports, además de agradecerle a Miguel: "Me ofreció estar a su lado y empezar a estar del lado del técnico para aprender".

Boca tenía en mente contratar también a un volante central (Esteban Rolón, de Huracán), y un número 9, pero no pudo avanzar con ninguno. Así, afrontará la primera parte de 2021 con un solo refuerzo y el plantel de siempre, aunque por estas horas -internamente- no viva horas tranquilas.