Blue Origin lleva pasajeros al espacio, incluido el astronauta con más edad

Después de una pausa de casi dos años, Blue Origin volvió a llevar pasajeros al espacio el domingo, incluido un antiguo piloto de la Fuerza Aérea a quien se le negó la oportunidad de ser el primer astronauta negro de Estados Unidos hace décadas.

Fue el primer lanzamiento con tripulación de la empresa fundada por el multimillonario propietario de Amazon, Jeff Bezos, desde que un accidente con un cohete en 2022 dejó a su rival Virgin Galactic como único operador en el incipiente mercado de turismo espacial.

Un total de seis personas embarcadas despegaron sobre las 09H36 hora local (14H36 GMT) desde la base Launch Site One de la compañía en el oeste del estado de Texas, al sur de Estados Unidos, en la misión NS-25.

En el equipo figura Ed Dwight, escultor negro y expiloto de la Fuerza Aérea que fue rechazado por el cuerpo de astronautas de la agencia espacial estadounidense NASA en los años 1960.

Dwight, con 90 años, 8 meses y 10 días, es la persona de más edad en viajar al espacio, al superar por poco al actor de la famosa serie televisiva espacial "Star Trek" William Shatner, que era casi dos meses más joven cuando salió con Blue Origin en 2021.

"Esta es una experiencia que cambia la vida, todo el mundo necesita hacer esto", dijo después del vuelo. "Pensé que realmente no necesitaba esto en mi vida", añadió, reflexionando sobre la negativa a sumarse al cuerpo de astronautas cuando era joven. "Pero mentí", lanzó luego con una carcajada.

La misión NS-25 es el séptimo vuelo con tripulantes humanos de la empresa fundada por el estadounidense Bezos.

Incluida la misión del domingo, Blue Origin ha enviado a 37 personas a bordo del vehículo suborbital New Shepard, un cohete pequeño y reutilizable que lleva el nombre de Alan Shepard, el primer estadounidense en el espacio.

El emprendedor francés Sylvain Chiron, parte del equipo, contó a la AFP que lo que más le emocionaba era "esta sensación de dejar el mundo de los hombres y ver la Tierra como un todo, desde arriba, sin fronteras, con toda su fragilidad y belleza".

Bezos considera las excursiones cortas en el New Shepard como un trampolín hacia ambiciones mayores, incluido el desarrollo de un cohete pesado completo y un módulo de aterrizaje lunar.

- Segundo nonagenario -

El programa sufrió un revés cuando un cohete New Shepard se incendió poco después del lanzamiento, el 12 de septiembre de 2022. La cápsula sin tripulación se eyectó a tiempo, lo que significa que los astronautas habrían estado a salvo si hubiesen volado.

Una investigación federal reveló que la causa fue el sobrecalentamiento de una boquilla del motor.

Blue Origin tomó medidas correctivas y llevó a cabo un exitoso lanzamiento sin tripulación en diciembre de 2023, allanando el camino para la misión del domingo.

Tras el despegue, la elegante y espaciosa cápsula se separó del cohete propulsor, que no produce emisiones de carbono. El cohete realizó un aterrizaje vertical de precisión.

Mientras la nave se elevaba más allá de la Línea de Karman, el límite internacionalmente reconocido del espacio a 100 kilómetros sobre el nivel del mar, los pasajeros tuvieron la oportunidad de maravillarse con la curvatura de la Tierra y desabrocharse los cinturones de seguridad para flotar -o dar un salto mortal- durante unos minutos de ingravidez.

A continuación, la cápsula volvió a la atmósfera y desplegó sus paracaídas para aterrizar en el desierto sobre una nube de arena. Sin embargo, uno de los tres paracaídas no llegó a inflarse por completo, lo que posiblemente provocó un aterrizaje más duro de lo esperado.

Consultado sobre ese tema, un portavoz de Blue Origin subrayó que su sistema se había diseñado con múltiples mecanismos de seguridad. "La cápsula está diseñada para aterrizar de forma segura con un solo paracaídas. La misión en general fue un éxito, y todos nuestros astronautas están emocionados de estar de vuelta", dijo.

En total, la misión duró unos 11 minutos ida y vuelta.

En 2021 el propio Bezos participó en el primer vuelo tripulado del programa. Unos meses más tarde, Shatner desdibujó los límites entre la ciencia ficción y la realidad al convertirse en el astronauta de más edad de la historia, décadas después de haber interpretado por primera vez a un viajero espacial.

Dwight es el segundo nonagenario que se aventura más allá de la Tierra.

- Finalmente, al espacio -

Los precios de los billetes son un secreto bien guardado, pero invitados como Dwight -cuyo puesto fue patrocinado por la organización sin fines de lucro Space for Humanity- viajan gratis.

La misión del domingo da por fin a Dwight la oportunidad que se le negó hace décadas.

Era un piloto de pruebas de élite cuando fue nombrado por el presidente John F. Kennedy para participar en un programa altamente competitivo de las Fuerzas Aéreas conocido como el camino hacia el cuerpo de astronautas, pero finalmente no fue elegido.

Abandonó la carrera militar en 1966, alegando la tensión de la política racial existente entonces, antes de dedicar su vida a contar la historia de los afroestadounidenses a través de la escultura.

ia-la/bjt/atm/db/llu/mel