Bloquean Ignacio Zaragoza para exigir apertura de balneario

·2  min de lectura

Eduardo Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL).- Decenas de personas se manifestaron en avenida Ignacio Zaragoza para exigir la apertura del balneario Elba, cuyas actividades fueron suspendidas por la alcaldía Iztapalapa por rebasar el cupo permitido y la venta de alcohol, pues buscaban darse un chapuzón este Viernes Santo.

Este viernes, desde temprana hora la gente comenzó a arribar a este centro acuático, algunos en chanclas, con el short puesto, las bolsas llenas de comida y con algunos artículos de natación; sin embargo, se encontraron con las puertas cerradas y con sellos de suspendido.

Ante la molestia, los visitantes decidieron bloquear la vialidad para exigir la apertura del balneario. El Centro de Orientación Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México informó que la protesta afectó la circulación en la Calzada Ignacio Zaragoza, a la altura de la avenida Xipe, con dirección al oriente, en el Pueblo de Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa.

Sin respetar la sana distancia y algunos sin cubrebocas, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad permanecieron algunas horas para exigir la apertura del centro acuático, a pesar de las medidas sanitarias impuestas por la pandemia de Covid-19.

"No hay servicio hasta nuevo aviso", indicaba un anuncio, además nadie del establecimiento salió a avisarles sobre las acciones implementadas.

La suspensión del balneario Elba se realizó luego de una denuncia ciudadana por abrir sus puertas, mantener un cupo excedido y por vender bebidas alcohólicas, informó la alcaldesa Clara Brugada Molina.

"Sabemos que la población ya está en situación de aburrimiento en casa, entendemos la situación de la población, pero no podemos seguir arriesgando. Hago un llamado a todos los que tienen comercios que involucran a mucha población, que sean responsables", comentó.

En redes sociales, usuarios denunciaron que el balneario era el único centro de este tipo abierto en la capital, e incluso, desde el jueves arribaron decenas de familias.