Blooper: cómo se filtró la foto de Macri, la reacción del expresidente y los apuntados

Matías Moreno
·5  min de lectura
Zoom de Juntos por el Cambio
Captura

La última reunión quincenal de Juntos por el Cambio volvió a generar fricciones internas en la coalición opositora y dejó en evidencia las falencias del espacio en una materia que hasta hace poco era un activo del macrismo: el manejo de la comunicación. La filtración de la foto de Mauricio Macri , en la que se lo ve participando de la reunión por Zoom de los referentes de Juntos por el Cambio desde su habitación, generó quejas y pases de factura en la fuerza. En la imagen que se viralizó ayer también se veía a la exprimera dama Juliana Awada, aparentemente en camisón, en la cama.

Según pudo reconstruir LA NACION, la titular de Pro, Patricia Bullrich , envió tres capturas de la reunión virtual, a las 10.50, a un grupo de Whatsapp, que se llama Prensa Cambiemos, que comparte con voceros de Macri, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo; los alfiles de la CC-Ari, Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López; María Eugenia Vidal; el auditor general de la Nación Miguel Ángel Pichetto y los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio, Mario Negri y Luis Naidenoff, entre otros.

Pocos minutos después, la imagen de Macri se viralizó en las redes sociales. De inmediato, los voceros del expresidente y de varios exdirigentes pidieron tomar recaudos para evitar que se filtren ese tipo de fotos. La captura de pantalla no solo lo dejaba mal parado a Macri: el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no aparecía en su pantalla, como si estuviera ausente. Solo se veía un escritorio vacío en un despacho de la sede de Uspallata. Ningún integrante del equipo de prensa del alcalde formaba parte del grupo pero, tras el blooper de ayer, un asesor de Larreta pidió ingresar.

“Fue un error involuntario”, dijo Patricia Bullrich, sobre la foto de Mauricio Macri en el Zoom de Juntos por el Cambio

Cuando la foto de Macri llegó a los medios, relataron distintas fuentes a este medio, Bullrich volvió a escribir en el grupo donde había enviado las capturas. Y se quejó por la filtración. “Nos juegan sucio. Voy a averiguar quién filtró esa foto”, lanzó. Luego, la presidenta de Pro borró las imágenes que había compartido.

En una entrevista con Radio Continental, Bullrich aseguró que la captura se difundió por un “error involuntario de alguien del equipo de prensa”. “No me parece que se pueda decir ni comentar en qué grupo estaba, ni de qué manera salió. Salió involuntariamente por alguien que seguramente vio una foto sin saber que detrás de esa foto había otra imagen, nada más. No me parece un tema con todo lo que está sucediendo hoy”, señaló Bullrich, quien había discutido con Macri y Rodríguez Larreta durante la reunión virtual sobre la viabilidad o no de la compra de vacunas por parte de privados.

Varios voceros de Juntos por el Cambio no ocultaban su indignación por la reacción de la exministra de Seguridad. “Fue una sobreactuación. Las fotos las mandó ella al grupo”, asegura uno de los integrantes del grupo de Whatsapp.

Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada durante la presentación de su libro
Rodrigo Néspolo


Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada durante la presentación de su libro (Rodrigo Néspolo/)

En el entorno de Macri buscaron relativizar el tema (reconocen que el costo del traspié) y negaron que se haya desatado una “caza de brujas” para encontrar al culpable de la filtración. Luego de se difundiera la imagen, los asistentes del exmandatario “indagaron” cómo había salido a la luz la foto: “Creemos que fue un error. No hay enojo de Mauricio. No nos parece que sea un tema tan relevante con las cosas que están pasando en el país. No hay vacunas y el problema es la foto de Macri”, aseguraron cerca del expresidente a LA NACION.

En privado el propio expresidente desdramatizó el blooper: “Fue un error, no es grave. Relajemos el tema, ya está”, le dijo a uno de sus colaboradores.

Tras el revuelto por la filtración, uno de los encargados de prensa del fundador de Pro reclamó esta mañana en el grupo de voceros que antes de compartir una foto de las reuniones se consulte con el resto de los asesores. “Hay que tener cuidado porque después lo usa el Gobierno para pegarnos”, dijo uno de los voceros de Juntos por el Cambio.

El Gobierno apura la resolución para que quienes viajen al exterior deban hacer cuarentena en hoteles y pagar por esas estadías

Ayer, el presidente Alberto Fernández aprovechó el blooper de Macri para pegarle a la oposición: “Estamos vacunando a todos los argentinos mientras los otros se levantan de la cama, hacen Zoom y nos critican”, aseguró el jefe del Estado durante el acto en el que asumió la conducción del PJ Nacional. “Buscan distraer con la foto porque no tienen vacunas”, replicaron en el macrismo.

Entre los participantes de la reunión virtual de Juntos por el Cambio estaban Negri y el senador nacional Martín Lousteau. El economista se enteró de la filtración de la foto de Macri mientras ingresaba al canal América TV para brindar una entrevista. Y, según pudo saber LA NACION, desdramatizó las versiones que lo vinculaban con la filtración. Es que la imagen de Macri en la cama circuló desde temprano ayer también en chats de radicales.

Durante el encuentro de la coalición opositora, Negri se dirigía a una reunión con Vidal, quien disertó ayer en Córdoba ante la Fundación Mediterránea. Por eso, tenía la cámara apagada durante el mitin vía el Zoom. “Se le escapó a prensa de Juntos por el Cambio la foto. No revisaron antes de mandar”, señalaron cerca del diputado y referente de la UCR, quien también había sido incluido en la lista de sospechosos.