Siempre creyó que era de raza negra, pero a los 70 años descubrió algo inesperado

Benito Kozman

Verda Byrd era una bebé cuando fue adoptada en 1943. Fue criada por una pareja de la raza negra que nunca le dio información sobre sus orígenes.

Verda Byrd fue criada como negra, luego descubrió que era hija de blancos.
Verda Byrd fue criada como negra, luego descubrió que era hija de blancos.

Hace tres años, Byrd, hoy con 72, decidió buscar a sus padres biológicos y se llevó una enorme sorpresa.

"Tuve que leer una y otra y otra vez durante dos o tres días", relató a ABC News. La experiencia fue abrumadora. Se enteró de que en realidad tenía 10 hermanos biológicos, de los cuales solo cuatro están todavía vivos. Pero lo que realmente la desconcertó fue enterarse de que sus padres biológicos eran de la raza blanca.

Byrd fue criada dentro de una comunidad negra en Newton, Kansas, aunque no asistió a una escuela segregada porque sólo había una en el pueblo.

"Aparte de que a mi padre le pagaban menos que a sus homólogos blancos, mi familia no experimentó mucha discriminación porque mi mamá y yo éramos de piel más clara y no había una gran cantidad de afroamericanos en Newton”, señaló.

Pero luego se mudó a St Paul, Minnesota, para empezar a trabajar.

"Entonces empecé a tener novios negros, ir a las iglesias negras y a clubes sociales negros", recordó. "En las clases de la iglesia, estudié los derechos civiles y estudié nuestra historia negra, ese tipo de cosas. Yo sabía quién era Martin Luther King y lo que él representaba. Yo sabía de Emmett Till, Malcolm X, el Ku Klux Klan, ese tipo de cosas. Esta fue la época en que yo viví y crecí".

Se casó hace más de 36 años con un hombre negro que trabajaba en la Fuerza Aérea, y menudo viajaba con él, según el país donde fuera ubicado. Ambos tienen una hija. Cuando la pareja se retiró a Converse, un suburbio en las afueras de San Antonio, Texas, Byrd decidió buscar sus raíces.

Los documentos de adopción indican que nació el 27 de septiembre de 1942, como hija de Daisy Beagle y Earl Beagle, y fue llamada Jeanette.

Byrd averiguó que el matrimonio tenía una relación inestable, y Earl se iba con frecuencia de la casa. En 1943 Daisy se cayó de un autobús y tuvo que ser hospitalizada durante un año. Sus cinco hijos fueron colocados en un orfelinato. Tras ser dada de alta, Daisy recuperó a cuatro, pero Byrd sospecha que a ella la dio en adopción por ser la más pequeña y considerar que no podría cuidarla.

Así llegó a Ray Wagner y Edwinna Wagner, quienes no podían tener hijos propios y la llamaron "Verda Ann Wagner." Cuando se casó cambió su apellido a Byrd.

La mujer supo que había sido adoptada hace 30 años, cuando falleció su madre adoptiva y descubrió el documento de adopción. Pero sólo ahora –ya jubilada- decidió hurgar en su pasado y hasta contrató a un investigador. El descubrimiento, dice, ha sido abrumador.

"No se pueden borrar 70 años de vida y simplemente aceptar lo que los periódicos dicen al instante. Es como que 70 años pasaran, y en un abrir y cerrar de ojos, fueras de una raza diferente."

Su caso ha generado comparaciones instantáneas con el de Rachel Dolenzal, la ex presidenta de la NAACP caída en desgracia luego que se descubriera que se había hecho pasar por una persona de la raza negra.

"Ella me molesta mucho porque no entiendo por qué ella o alguien tiene que mentir sobre su raza o su grupo étnico", opinó Byrd. "Yo no sabía que nací blanca. Ella sí."

La mujer dice que aunque le costó asimilarlo, ya se siente más tranquila en cuanto a su identidad racial.
"He aceptado mi vida como persona adoptada transracial, que es lo que soy," dijo. "Todavía me siento cómoda como Verda Ann Wagner Byrd. Cuando me muera, y cuando esté seis pies bajo tierra, mi lápida no va a tener la palabra "raza" en ella. Tengo la suerte de tener dos mamás y papás."