Grandes noticias para el tigre de bengala

Cuaderno de Ciencias
El amenazado tigre de Bengala se recupera gracias al esfuerzo internacional

En 2006 la India dio a conocer una cifra preocupante: 1411. Ese número era para muchos un motivo de desesperanza y alarma, un ejemplo del fracaso en la lucha contra supersticiones, costumbres salvajes y destrucción del hábitat de uno de los animales más bellos que jamás ha vivido sobre la faz de la Tierra.

1411 eran los tigres que quedaban en la India, el lugar con mayor población de estos felinos del mundo. El maravilloso tigre de bengala Panthera tigris tigris, parecía ir camino de la extinción irremediablemente.

Aquel número supuso un revulsivo para la India. Organizaciones conservacionistas, instituciones, parques nacionales y autoridades del gobierno se pusieron de acuerdo para llevar a cabo un plan efectivo para proteger uno de los símbolos naturales más representativos del país.

 

Tigre de Bengala

Esta semana y gracias al anuncio público de los responsables indios, recogido por la Revista Nature, hemos asistido a un gran noticia demostrando que, cuando hay una real y efectiva voluntad de trabajar en la consecución de un objetivo, las cosas funcionan de verdad.

[Te interesará: ¿Qué ocurrió con los fantásticos tigres con diente de sable?]

El Ministro de Medio Ambiente de la India, Prakash Javdekar, ha hecho balance de la evolución en la población de tigres en estos últimos años y son ciertamente esperanzadoras. En 2010, solo cuatro años de la temida cifra, el recuento demográfico daba cuenta de 1.706 tigres, y ahora, con el 2014 finalizado, la población actual se sitúa en 2.226. Parece que el país vuelve a retomar el pulso de la situación y en estos momentos más de la mitad de todos los tigres del mundo están en la India.

Hay que añadir más… Este compromiso social, institucional y político por recuperar al tigre va más allá de las fronteras indias. En 2010 todos los países donde actualmente existen tigres acordaron un objetivo, conocido como Tx2, para duplicar el número de felinos para el año 2016.

[Te interesará: Las primeras dentelladas prehistóricas]

Para ello deben luchar firmemente contra el peligro número 1 de los tigres: Los cazadores furtivos. En estas sociedades aún se conservan peligrosas costumbres que dificultan acabar con el tráfico y mercadeo ilegal. Aún se siguen cazando docenas de tigres al año por su carne, su piel, sus garras o sus colmillos solamente para satisfacer tradiciones irracionales.

 

La caza furtiva es uno de las principales amenazas del tigre en la India

Hace tan solo unas semanas, conocíamos la noticia de que China había condenado a 13 años de cárcel a un rico empresario que cazaba tigres solamente para comerciar con su carne y para elaborar vino a partir de su sangre. La crueldad de este individuo iba más allá de la caza de un animal en peligro de extinción ya que, como se demostró en el juicio, de los tres felinos abatidos uno de ellos murió electrocutado.

Las cifras anunciadas hoy representan un gran avance en la dirección correcta. Sin embargo, los acuerdos internacionales, las leyes restrictivas, la cooperación institucional y el trabajo sobre campo deben ir acompañados indudablemente de una educación sobre la población para hacer que comprendan la importancia de conservar su propia biodiversidad.

Además, es extremadamente importante conseguir que otras especies de tigre abandonen lo antes posible su status de animal en peligro de extinción. Recordemos que existen muchas clases de tigre y no todas están corriendo la misma suerte que el tigre de bengala… El tigre siberiano (Panthera tigris altaica), sigue dejándonos cifras alarmantes y hasta hace no mucho, el último recuento al que tuve acceso nos dejaba con tan solo 520 tigres siberianos en todo el planeta.

 

Referencias científicas y más información:

Subhra Priyadarshini (2015) “1411 no more: India has more than half the world’s tigers” Nature blogs, Indigenous Nature India