Ciencia curiosa

¿Existe de verdad el correcaminos?

Correcaminos a la carrera. De El Brujo+, via Wikimedia CommonsEl correcaminos es uno de esos personajes de dibujos animados que todos recordamos. Gracias a su velocidad, consigue siempre escaparse de su enemigo, el coyote, por mucho que este ponga en marcha planes locos. Lo que mucha gente no sabe es que el correcaminos existe en la realidad.

[Relacionado: El extraño caso de las "sirenas reales"]

Bueno, más o menos. El personaje de dibujos se basa, de una manera bastante libre, en un pájaro real. Se trata del Correcamino grande (Geococcyx californianus), un ave que vive en los desiertos del sur de Estados Unidos y norte de México. Pertenece a la misma familia que los cucos, y es el más grande de ellos, llegando a medir hasta 61 centímetros. A diferencia del dibujo animado, no es completamente azul, pero su cuello y abdomen sí que lo son. Lo que sí tiene es una cresta en la parte superior de la cabeza.

El nombre le viene de la costumbre de correr delante de los vehículos en las carreteras, para saltar hacia los arbustos en el último momento. No es un buen volador, pero corre muy rápido: puede llegar a alcanzar los 42 km/h. De hecho, es el ave con capacidad de volar más rápido que se conoce. Su cola es bastante larga, y le sirve como balancín para no perder el equilibrio y permitirle cambiar de dirección a grandes velocidades.

El de correcaminos, sin embargo, no es el único nombre por el que se lo conoce. Otro de sus nombres es el de "Mataserpientes" (snake killer en inglés). Normalmente se alimenta de granos, pequeños frutos e insectos, pero a veces depreda sobre pequeños mamíferos o serpientes. Cuando caza estos animales, les golpea con su pico en la nuca para matarlos, o los estampa contra las rocas. En raras ocasiones atacan a serpientes de gran tamaño entre dos individuos.

Evidentemente, lo que no hace es gritar "bip-bip".

Cargando...