Ciencia curiosa

El discurso que dio Theodore Roosevelt con una bala en el pecho

Por Alfred López

El 14 de octubre de 1912, Theodore Roosevelt, el que fuera vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos entre los años 1901 y 1909,  se encontraba en Milwaukee (Wisconsin) con la intención de dar un discurso.

Tres años después de haber dejado la presidencia y debido al gran descontento que había en la sociedad norteamericana con su sucesor en el cargo, William Howard Taft, el Partido Progresista lo presentaba como candidato a las elecciones presidenciales que debían celebrarse en 1913.

Esa precampaña lo llevó hasta aquel lugar para dar un discurso delante de centenares de seguidores, dispuestos a escuchar sus palabras.


Llegó a la estación de Milwaukee a las cinco de la tarde y tras reunirse con sus colaboradores se dirigieron al Hotel Gilpatrick, lugar en el que cenó y de donde salía cuando una multitud lo esperaba y clamaba frente a él.

Entre la marabunta de personas se encontraba John Schrank, un anarquista de baja estatura y que encañonaba un revólver del calibre 32.

En el momento en que Roosevelt subió al vehículo descapotado y agitaba su sombrero saludando a los presentes, Schrank dio unos pasos hacia él y disparó un tiro a bocajarro.

Foto Wikimedia CommonsFoto Wikimedia Commons

Rayos X de la herida de bala de Theodore Roosevelt

La trayectoria de la bala se dirigió hacia la zona del corazón, pero el grueso manuscrito del discurso de 50 hojas que portaba el ex presidente en el bolsillo interior de su capa hizo de amortiguación, como si de un chaleco antibalas se tratase.

Varios hombres del séquito de Roosevelt se abalanzaron sobre el criminal, pudiendo apresarlo y tirarlo contra el suelo.

Todo ocurrió en poquísimos segundos. El ex presidente no era consciente de que había recibido el impacto de un disparo en su pecho y observaba con curiosidad la escena de lo que ocurría a pocos metros de él.

Tras ser informado de lo sucedido, Theodore Roosevelt se negó a ser trasladado al hospital y quiso dirigirse al lugar donde debía dar su discurso.

Foto Wikimedia CommonsFoto Wikimedia Commons

John Schrank el hombre que disparó a Theodore Roosevelt

Las únicas palabras que John Schrank dijo, al ser preguntado por el motivo de su atentado, fueron:

"Cualquier hombre que busca un tercer mandato debería ser fusilado"

Un médico le echó un rápido examen al candidato presidencial allí mismo y dijo que solo se trataba de una herida superficial.

Roosevelt se dirigió al auditorio y dio un largo discurso de una hora de duración. Mientras tenía las hojas del manuscrito en la mano los presentes podían observar como tenía un agujero en el centro.

Foto Wikimedia Commons.Foto Wikimedia Commons.

Manuscrito agujerado de Theodore Roosevelt

Empezó el discurso mostrando el manuscrito al auditorio y diciendo:

"Amigos, voy a pedirles que sean lo más silenciosos posible. No sé si ustedes saben que he sido herido, pero se necesita más que eso para matar a un alce. Afortunadamente, yo tenía mi manuscrito, para que vean que les iba a pronunciar un discurso largo, y por ahí es por donde la bala atravesó y, probablemente, me salvó evitando que entrara en mi corazón. La bala está alojada en mí pecho, por eso no puedo hacer un discurso muy largo, pero voy a tratar de hacerlo lo mejor posible."

Tras su discurso, Theodore Roosevelt se desplomó y fue trasladado al hospital. Allí determinaron que era un autentico peligro extraerle la bala del pecho y ahí la conservó hasta su muerte en 1919.

Fuentes: historybuff / dcaligari

Cargando...