Blog de Noticias

Una madre entregó a su hija para ser abusada por un desconocido que conoció en Internet

Una calle de Nancy. (Wikimedia Commons)Las autoridades de Nancy (noroeste de Francia) nunca habían visto nada parecido. No es que los abusos físicos a menores les fueran desconocidos, pero las heridas que había sufrido la niña de cinco años eran insólitas. Las descubrió primero su médico de cabecera, que la recibió el sábado y se quedó petrificado al ver su estado.

La más preocupante era la herida de la cabeza, donde parecía haber recibido un golpe contundente a juzgar cómo le sangraba todavía con intensidad. Comprensiblemente preocupado, el médico en cuestión trasladó a la niña de inmediato a urgencias. Allí se descubrió que, lejos de sufrir solamente las brutales heridas, la pequeña también había sido salvajemente violada.

Casi una semana después, sigue ingresada en la unidad de cuidados intensivos en estado grave. Y la crueldad de la agresión que ha llevado a la niña a ese estado ha horrorizado al país.

Cuando la policía interrogó a la madre el lunes, su primera versión fue la historia de un accidente: contó que había llevado a su hija al zoo el viernes, donde la pequeña se había caído y había enfermado. No tardaron en darse cuenta de que esta historia no explicaba ni la mitad de las heridas de la niña. Así que la madre cambió la versión y afirmó que había parado un momento en la carretera y que un desconocido se aprovechó de un momento de despiste y violó su hija. La subsiguiente investigación también descartó esta versión.

[Relacionado: Cómo un conejito de peluche sirvió para derribar a una red internacional de pederastas]

Solo entonces confesó la madre la escalofriante naturaleza del asunto: había conocido a un hombre en una página de Internet y, tras varios días de cruzar mensajes, la conversación se centró exclusivamente en el sexo: preferencias, fantasías, deseos... Llegados a este punto, por motivos que la investigación tendrá que esclarecer, la madre decidió ceder a su hija para que este ciber-desconocido saciara con ella su apetito.

Así que la madre llevó a su hija, convertida en presa fácil, a casa de un desconocido de 38 años, residente de la región cercana de Talange, el viernes por la noche. A las once de las noche, se la llevó en brazos. Ya estaba en el grave estado en el que la encontraría el médico al día siguiente.

Ahora mismo, la labor policial sigue centrada en esclarecer las lagunas de los hechos del viernes pasado. Han detenido al violador y esperan encontrar más información sobre su personalidad. Quizá pretendan hacer honor al ahora lamentablemente irónico lema oficial de Nancy: Non inultus premor, traducible como "No seré tocado sin impunidad".


Fuente: Yahoo! España
Una madre entregó a su hija para ser violada por un desconocido que conoció en Internet

Cargando...