Blog de Noticias

La Historia está llena de grandes mentiras

Glen Boylan besando el trofeo que se concede al más mentiroso en el concurso de Santon Bridge (Santonbridgeinn …Mentiras y falacias históricas ha habido siempre, unas intencionadamente y otras en las que ha intervenido el factor del boca a boca que ha ido transformando algunos pasajes acontecidos cambiándolos por completo.

El tema del post de hoy me ha venido a la cabeza tras leer la noticia sobre el concurso anual de contar mentiras que se celebra todos los años desde el siglo XIX en un pub victoriano de la pequeña aldea de Santon Bridge en Inglaterra y que reúne a los mejores mentirosos, ya no solo de la comarca sino que llegan desde cualquier punto del planeta.

La idea surgió a raíz de las grandes trolas que explicaba a los clientes Will Ritson, el propietario del pub, en el que les contaba relatos que más de uno llegó a creerse a pies juntillas.

[Relacionado: Hilarantes engaños puestos en práctica por legendarios estafadores]

Los concursantes que allí se presentan explican fabulosas historias en las que echan a volar toda su imaginación, siempre y cuando éstas sean factibles y tengan cierta credibilidad. Eso sí, los únicos que no pueden presentarse al concurso son los políticos y abogados, ya que estos jugarían con ventaja al ser expertos en contar mentiras (según pone en las bases de participación).

Pero tal y como empezaba esta entrada,  si echamos un vistazo a algunas publicaciones, podremos encontrarnos con un buen puñado de historias que no ocurrieron tal y como se relataron en su día y que han llegado hasta nosotros siendo totalmente diferentes a como realmente sucedió, aquí tenéis unos cuantos ejemplos…

Albert Einstein fue un buen estudiante a pesar de que algunas crónicas digan lo contrario …Empezamos el repaso con todo un clásico: las malas notas en matemáticas de Albert Einstein. Muchas son las fuentes que indican que el físico fue un desastre como estudiante e incluso que de pequeño sufrió un importante retraso en el aprendizaje, pero nada más lejos de la realidad, ya que el pequeño Einstein en verdad destacó desde su más tierna infancia en todo lo relacionado con sus estudios, sacando unas envidiables notas.

Otra de esas mentiras históricas que se han visto refrendadas por la industria del cine es la que nos ha presentado siempre a los vikingos con unos cascos de los que sobresalían dos cuernos.

En realidad sus cabezas jamás estuvieron adornadas con cornamenta alguna y el equívoco surge a partir de 1870, a raíz de la ópera de Richard Wagner 'La Valquiria' en el que su protagonista femenina aparece en escena luciendo un casco con cuernos.

[Relacionado: Las falsas momias extraterrestres de Perú]

Popular también es el relato que nos explica cómo Nerón fue el culpable del incendio que el 19 de julio del año 64 arrasó la ciudad de Roma, mientras tocaba su lira. En realidad en el momento en el que comenzó el devastador incendio el emperador se encontraba en la Villa de Anzio, a una cincuentena de kilómetros del lugar y no se enteró de lo sucedido hasta varias horas después de que comenzase a arder la capital del Imperio.

Nerón coordinó toda una campaña de salvamento y auxilio, desplazándose rápidamente hasta el lugar y habilitó hospitales de campaña para socorrer a los heridos y damnificados.

Quizás una de las mentiras más significativas que ha habido en los últimos años en ESpaña es la que tiene como protagonista a Enric Marco Batlle, quien fue presidente de la Asociación Amical-Mauthausen, la cual representa a las víctimas españolas  de los campos de concentración nazis. El señor Marco a lo largo de los años que desempeñó su cargo se presentó como deportado  en uno de esos terribles campos y explicaba su angustiosa experiencia con todo tipo de desgarradores detalles.

La Generalitat de Cataluña le concedió la Creu de Sant Jordi, una de las más importantes distinciones que se otorgan. En 2005 se destapó toda la verdad, descubriéndose que Enric Marco jamás había estado encerrado en un campo de concentración y lo que es más grave en el asunto es que había estado trabajando como voluntario en la empresa de guerra nazi Deutsche Werke Werft.  Evidentemente fue destituido del cargo y devolvió la tan preciada insignia.

La mentira de los cuernos en el casco de los vikingos surgió en la ópera La Valquiria (brightcecilia)Como pueden comprobar,  muchas son las mentiras y los mentirosos que se nos han colado a lo largo de la historia. En este mismo blog os hemos traído en los últimos meses unas cuantas, las cuales recomiendo que leáis si no lo hicisteis en su día.

El gran timo de 1749, en el que explico cómo unos nobles británicos pusieron en marcha un engaño para demostrar que el pueblo se creía todas las mentiras que se le explicaban y cuanto más inverosímiles mejor. El gran negocio del engaño del gigante de Cardiff también es digno de destacar, ya que a pesar de los años que hace que se sabe la verdad se sigue ilustrando y publicando de tanto en tanto.

La foto del monstruo del Lago Ness que engañó a medio planeta o la historia sobre la operación militar que los Aliados ganaron a los nazis gracias a un engaño al gobierno español también son un buen ejemplo de grandes mentiras que aparecieron en los libros de Historia.

Fuente: Yahoo! España
La Historia está llena de grandes mentiras

Cargando...