El niño egipcio de 12 años que dejó boquiabierta a una periodista

Egipto ha vuelto a caer en una crisis política apenas dos años después del sueño de la "primavera árabe". Tras la derrota del islamita Mohamed Morsi, el primer ministro Hazem el-Beblawi, nombrado al concluir el golpe de Estado militar que derrocó el pasado 3 de julio a Morsi, anunció por sorpresa esta semana su renuncia.

El Beblawi consideró que "ha terminado la primera etapa de la hoja de ruta trazada por los militares para el periodo transitorio".

Pero lo cierto es que quienes más sienten la crisis son los ciudadanos: centenares de muertos, miles de heridos y una violencia política que se ha traducido en tensión y miedo cotidiano.

Así, entre los militares que pugnan por una cuota de poder, y los liberales islámicos, la gente se manifiesta en las calles para pedir por el fin del conflicto, del que sólo unos pocos se benefician. Entre ellos, un niño de apenas 12 años logró dejar boquiabierta a una periodista con sus palabras.

"No nos deshicimos de un régimen militar para cambiarlo por una teocracia fascista", sentenció Ali Ahmed. Su expresión fue mucho para la reportera. Por suerte, Ahmed fue lo suficientemente cortés como para darle una breve clase al aire:

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.