Blog de Noticias

El misterio de la miel roja de Utah

Una colmena de abejas en Utah con miel de un color rojo intenso. (Captura de video - KLS TV)
Un dulce misterio cubre de rojo las praderas de Utah. La poética imagen, en este caso, no tiene nada de metafórico, es bastante precisa y tiene implicaciones económicas, sanitarias y medioambientales.

En varios condados de Utah ha comenzado a detectarse la presencia de colmenas de abejas que producen miel de color rojo. Incluso muchas de esas abejas son rojas también. El insecto y su dulce producto, usualmente de un dorado ámbar, presentan ahora una coloración casi sanguínea, que a veces parece roja como la sangre y en otras tiene un tono marrón oscuro.

Pero esta encarnada dulzura ha desatado una agria mezcla de inquietud y sorpresa.

Según la televisora local KSL, inspectores han comenzado a investigar las operaciones de productores comerciales de miel para identificar el origen de la miel y las abejas rojas. Aparentemente, una de esas empresas ha alimentado en campo abierto a sus abejas con una suerte de jarabe elaborado con trozos de bastones de caramelo y otros dulces, lo que, dado el pigmento artificial de esas golosinas, ha producido la coloración roja de las abejas y la miel.

Pero abejas de otras colmenas habrían descubierto esa rojiza delicia, se habrían también impregnado de ella y al volver a sus panales habrían ‘manchado’ de rojo la miel original, causando pérdidas económicas a sus cultivadores. Uno de ellos dijo a la KLS que sus pérdidas serían de unos $50,000, pero podrían ser más.

No se ha revelado el nombre de la compañía que habría estado alimentando así a sus abejas, pero la miel roja habría sido detectada desde el pasado julio y se habría hallado en colmenas de muchos productores en varios condados de Utah.

Además del daño a los productores de miel comerciales, aparentemente el pigmento queda fijado genéticamente en las abejas y podría afectar a las reinas, y aún queda por definir si esa miel roja es apta para consumo humano.

La miel roja aparentemente no ha sido aún comercializada, y algunos encuentran su sabor desagradable. Aparentemente tendría un gusto a menta, cerezas o coco, saborizantes que presumiblemente provienen de los caramelos usados en el jarabe que alimentó a las abejas. Sin embargo, investigadores creen que la miel roja no implica peligros para la salud y realizan investigaciones para confirmarlo. Finalmente, el color y el peculiar sabor provendrían, de confirmarse, de productos que ya son aptos para consumo humano. Con todo, la norma indica que la miel de abeja, para denominarse así, debe ser producida de abejas que se alimentan de néctar de plantas, no de subproductos de dulces industrializados.

En tanto, autoridades y productores se esfuerzan para que las abejas rojas y su miel no se mezclen con las abejas normales, y analizan a los insectos para ver si existe alguna afectación genética persistente.

Con todo, algunos no le ven el problema. Un productor de miel entrevistado por la televisora KUTV dijo que el sabor de la miel roja le parecía exquisito y que, en el fondo, los humanos consumen todo tipo de pigmentos y saborizantes añadidos a sus alimentos.

Pero de allí a afirmar que una nueva línea de productos de miel roja - o azul, o verde- llegará a las estanterías de los supermercados hay un largo camino. Y quizá eso nunca suceda.

-Jesús Del Toro es director del periódico RUMBO de Houston. @JesusDelToro

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK