Blog de Noticias

Cristiano, santero, espiritista… ¿en qué creía Hugo Chávez?

El 18 de febrero Hugo Chávez lanzó su último mensaje al mundo: "Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras." Dos semanas después murió en un hospital militar en Caracas. En los casi dos años de agonía del ex presidente venezolano proliferaron los momentos de público fervor religioso, al tiempo que crecían las especulaciones sobre las causas sobrenaturales de su enfermedad.

Chávez trató de vivir su declive como un vía crucis. En julio de 2011, tras haberse recuperado de la primera operación quirúrgica para detener el cáncer, agradeció a Dios por la supuesta curación definitiva. "Ahora quería hablarles desde este camino empinado por donde siento que voy saliendo ya de otro abismo. Ahora quería hablarles con el sol del amanecer que siento me ilumina. Creo que lo hemos logrado", dijo entonces en un discurso en el que invocó a Jesús, la Virgen y los "espíritus de la sabana".

[ESPECIAL: La muerte de Hugo Chávez]

Luego de otra intervención médica en abril de 2012, Chávez imploró a Jesucristo por su recuperación, en una Misa de Acción de Gracias celebrada en su natal Barinas. "Dios dame vida, Cristo dame tu corona que yo sangro, dame 100 cruces que yo las llevo, pero dame vida, porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria. ¡No me lleves todavía!", suplicó.


Algunos especialistas en cuestiones religiosas interpretaron las plegarias de Chávez como una expresión de la cultura popular venezolana. Otros como parte de su mesianismo político.

"El Presidente comulga de la idiosincrasia y de la cultura popular nacional en donde lo religioso, lo mítico está muy presente en la forma de entender el mundo", afirmó José Virtuoso, Rector de la Universidad Católica Andrés Bello, en declaraciones a El Universal.

Según el catedrático, los venezolanos suelen mezclar la religión católica con otras creencias como la santería afrocubana, la devoción por las almas, el trato con los muertos y prácticas muy locales como el culto a la mestiza María Lionza. "El venezolano común participa de esas creencias y de alguna manera convive con ellas sin hacerse problemas de coherencia", señaló Virtuoso.

Los rumores sobre sus vínculos con la santería y el espiritismo habían comenzado a propagarse con rapidez tras la ceremonia de exhumación de los restos de Simón Bolívar, en julio de 2010. De acuerdo con ciertas hipótesis, el fallecido gobernante había sido alcanzado por la presunta “maldición de Bolívar”, un fatal anatema del prócer por haberlo despertado de su sueño sagrado.

Un reconocido sacerdote de la santería cubana, Carlos Valdés, ha asegurado que la profanación de la tumba de Bolívar fue "la locura más grande del mundo". En una entrevista difundida por un canal de televisión de Miami, el babalao explicó que el Libertador representaba un espíritu demasiado elevado, al cual no debía molestarse por ninguna razón.

En el mismo programa, Valdés reveló que Chávez había sido consagrado por santeros cubanos en el año 1993 (un desliz de memoria, tal vez, pues el entonces ex golpista guardaba prisión y solo visitó La Habana en 1994, invitado por Fidel Castro). En una ceremonia celebrada en el poblado costero de Cojímar, cerca de La Habana, el político venezolano habría recibido la bendición de Shangó, una deidad africana que los practicantes identifican con Santa Bárbara en el panteón católico. La protección de ese orisha justificaría su predilección por el color rojo.

La cercanía de Chávez a Fidel Castro añade cierta verosimilitud a esta hipótesis. Al margen de la intensa influencia política, el anciano ex presidente cubano podría haber encaminado a su discípulo hacia las religiones afrocubanas, cuya protección disfrutaría desde un viaje a África en los años 70.

Otro de los rumores más extendidos comenzó a rodar en las redes sociales en mayo de 2012 cuando una extraña sombra cruzó tras el mandatario al final de su despedida antes de otro viaje a Cuba por razones médicas. Los expertos en ocultismo y demás prácticas nigrománticas asumieron el hecho como una confirmación de la muerte próxima de Chávez. La silueta oscura podría tener una justificación técnica, según luminotécnicos citados por varios medios de prensa.

El deceso del líder de la izquierda venezolana dejará sin respuestas muchas de las interrogantes sobre su religiosidad y abrirá el camino a infinitas hipótesis, más o menos rigurosas o del todo descabelladas. Chávez, como cualquier otro venezolano, heredó una amalgama de tradiciones espirituales, evidente en el panorama religioso de un país donde la mayoría se declara católica, pero entre un tercio y la mitad de la población comparte esta fe con el espiritismo y la santería.

El cuerpo de Hugo Chávez, que según el gobierno difícilmente podrá ser embalsamado, será trasladado este viernes desde su capilla ardiente hasta un antiguo y simbólico cuartel convertido en ... más 
El cuerpo de Hugo Chávez, que según el gobierno difícilmente podrá ser embalsamado, será trasladado este viernes desde su capilla ardiente hasta un antiguo y simbólico cuartel convertido en museo, en lo que será la última gran marcha roja protagonizada por el fallecido mandatario, a un mes de las elecciones para elegir a su sucesor el 14 de abril. (AFP | Ronaldo Schemidt) menos 
1 / 13
AFP
vie, 15 mar 2013 12:47 p.m. EDT
Cargando...