Blinken impulsa la ayuda de EEUU a Ucrania en una visita a Kiev

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken visitó por sorpresa Kiev este jueves, cuando Washington anunció una ayuda militar de más de 2.600 millones de dólares para Ucrania y sus vecinos, para hacer frente a la invasión rusa.

Este paquete incluye 675 millones de dólares en armas, municiones y suministros, 1.000 millones de dólares en créditos a largo plazo para que Ucrania compre más equipos estadounidenses, y otros 1.000 millones en créditos para los países vecinos que se sientan amenazados por Rusia.

En su segundo viaje a Kiev desde que Rusia inició la invasión de Ucrania, el 24 de febrero, Blinken se reunió con el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, y empezó su viaje acudiendo a un hospital infantil.

Blinken llegó allí con una canasta llena de peluches. "Traje algunos amigos", dijo el secretario de Estado a los niños. "El espíritu de sus niños envía un mensaje muy fuerte al mundo", declaró.

- Los aliados prometen apoyo -

Mientras Blinken viajaba en secreto a Kiev, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, se reunió con varios aliados en la base aérea de Ramstein, en Alemania, para discutir sobre el apoyo a Kiev.

"Ahora estamos viendo el éxito demostrable de nuestros esfuerzos comunes en el campo de batalla", dijo Austin.

La nueva ayuda incluye sistemas de lanzacohetes de tipo GMLRS, "obuses de 105 mm, munición de artillería, (vehículos) Humvees, ambulancias blindadas, sistemas antitanque, armas ligeras y mucho más", dijo Austin a la prensa.

El presidente estadounidense, Joe Biden, hablará este jueves con sus aliados por teléfono para "subrayar nuestro continuo apoyo a Ucrania", declaró un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

La fuente no precisó cuándo estaba previsto realizar la llamada ni con qué responsables pensaba hablar Biden.

La reunión de la base de Ramstein, la quinta del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, pretende demostrar la "unidad y solidaridad" de los aliados de Ucrania, según el Jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, el general Mark Milley.

Representantes de más de 40 países y organizaciones internacionales están reunidos para abordar los retos que plantea el conflicto en materia armamentística.

"El consumo de municiones es muy importante en esta guerra", explicó el general estadounidense Mark Milley a la prensa.

La artillería es decisiva en este conflicto. Los ejércitos ucraniano y ruso se enfrentan en una guerra de desgaste que consume abundante munición.

Ucrania lanzó la semana pasada una contraofensiva en el sur del país. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha dicho en repetidas ocasiones que quiere recuperar "todas las regiones bajo ocupación rusa", incluida Crimea, que Rusia se anexionó en 2014.

Este jueves, el ejército ucraniano afirmó que había reconquistado más de 20 localidades que controlaban las fuerzas rusos en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania, y que también recuperó terreno en la cuenca del Donbás (este) y en el sur del país.

Las fuerzas ucranianas "penetraron 50 kilómetros más allá de las líneas enemigas" en el sur y "liberaron varias localidades", y en el Donbás reivindicaron avances en las zonas de Kramatorsk y Sloviansk, indicó Oleksiy Gromov, responsable del Estado Mayor ucraniano.

Ucrania ha agotado todas sus armas de fabricación rusa y su defensa depende ahora totalmente de la ayuda militar occidental.

Por su parte, Rusia recurrió a Corea del Norte para comprar grandes cantidades de cohetes y proyectiles de artillería, según Washington.

- Sistemas "muy eficaces" -

Estados Unidos es el mayor proveedor de ayuda militar a Ucrania y desde que estalló el conflicto ha suministrado unos 15.200 millones de dólares en armamento, entre ellas misiles antitanque Javelin, piezas de artillería y proyectiles compatibles con los sistemas de artillería de la OTAN.

Kiev quiere armas de mayor alcance del tipo ATACMS, que pueden impactar a 300 kilómetros, pero Estados Unidos se niega a dárselas, temiendo que estos misiles puedan apuntar a objetivos en territorio ruso, lo que podría llevar a una agravación del conflicto.

"La política actual de Estados Unidos es que no enviamos ATACMS", dijo el general Milley. "Hemos tenido esta conversación varias veces con mi homólogo y otros funcionarios ucranianos".

"Estamos enviando Himars (...) con GMLERS, y esos sistemas han demostrado ser muy, muy eficaces contra las fuerzas rusas", agregó. "Creemos que el alcance de los Himars es suficiente para satisfacer las necesidades de los ucranianos en su lucha actual".

- Menores llevados a Rusia -

En los territorios ocupados por las fuerzas rusas, la ONU dijo el miércoles que hay "acusaciones creíbles" de que niños ucranianos estaban siendo llevados por la fuerza a Rusia.

Algunos ucranianos juzgados como cercanos al gobierno o al ejército de Ucrania también han sido torturados y sacados a la fuerza del país y enviados a colonias penales rusas y otros centros de detención, declaró la subsecretaria general de la ONU para los derechos humanos Ilze Brands Kehris durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Pero el embajador ruso ante la ONU, Vasily Nebenzya, rechazó las acusaciones, llamándolas "sin fundamento" y diciendo que los ucranianos están abandonando su país "para salvarse del régimen criminal", una referencia de Moscú al gobierno de Kiev.

sl-mat/smk/pz/meb-jvb/avl/mb