Blinken expresa a Abbas preocupación por el aumento de la tensión con Israel

Washington, 5 nov (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, habló con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, y le expresó la preocupación de EE.UU. por el aumento de la tensión con en Gaza y Cisjordania en los últimos días, informó este sábado en un comunicado el Departamento de Estado.

La llamada entre Blinken y Abbas se produjo el viernes por la noche, y en ella el secretario de Estado insistió en el compromiso de su país en ayudar a mejorar la calidad de vida de los palestinos, así como "su seguridad y libertad".

El jefe de la Diplomacia estadounidense subrayó a Abbas su "profunda preocupación" por la situación en Cisjordania y Gaza y lamentó el aumento de las tensiones y la violencia y la pérdida de vidas israelíes y palestinas.

Blinken, además, enfatizó en la necesidad de una desescalada urgente de las tensiones.

La llamada entre Blinken y Abbas se produce dos días después de que milicias palestinas de la Franja de Gaza lanzaran un cohete hacia Israel, el primero desde la última escalada bélica a principios de agosto y tras la muerte el jueves de un alto cargo de la Yihad Islámica Palestina en Cisjordania ocupada.

Ese mismo día se produjeron dos episodios de violencia, con la muerte de un palestino de 42 años murió por disparos de soldados tras presuntamente lanzarles un cóctel molotov durante una redada en la localidad cisjordana de Beit Duqu.

Poco después, un palestino de 20 años acuchilló e hirió a dos policías israelíes en la Ciudad Vieja de Jerusalén antes de ser abatido por los disparos de otros agentes presentes, que le causaron la muerte.

Las muertes del jueves elevaron a 141 la cifra de palestinos fallecidos en Cisjordania e Israel en lo que va del año, convirtiéndolo en el más sangriento en más de 15 años. Del lado israelí, han muerto 23 personas, 16 de ellas civiles.

El pasado martes, ex primer ministro Benjamín Netanyahu ganó las elecciones en Israel, con su partido Likud como el más votado, y el bloque de formaciones derechistas y religiosas que le apoyan suma los escaños suficientes para formar gobierno.

(c) Agencia EFE