Anuncios

Blinken aboga por gobierno palestino unido para Gaza y Cisjordania, y amplía diferencias con Israel

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ofrece una rueda de prensa tras asistir a una sesión de las reuniones de ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de los 7 en Tokio, el miércoles 8 de noviembre de 2023. (Jonathan Ernst/Pool Foto via AP) (ASSOCIATED PRESS)

WASHINGTON (AP) — El Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken abogó el miércoles por un gobierno unido y dirigido por palestinos para Gaza y Cisjordania una vez que finalice la guerra, como un paso rumbo a la creación de un Estado palestino.

Esta postura agudiza las diferencias de Estados Unidos con su aliado Israel sobre cómo debe ser el futuro de los territorios palestinos una vez que concluya la campaña militar israelí contra Hamás.

El bosquejo de Blinken de lo que los estadounidenses piensan que debería ser el futuro de Gaza también sirve como contrapeso a los escenarios de posguerra planteados por funcionarios del gobierno de extrema derecha de Israel y sus partidarios. El comentario del primer ministro Benjamin Netanyahu el lunes de que el ejército israelí probablemente mantendría el control de seguridad de Gaza por un “período indefinido”, parece haber incrementado la preocupación de Washington.

Cualquier plan de gobierno de posguerra para Gaza “debe incluir un gobierno dirigido por palestinos y la unificación de Gaza con Cisjordania bajo la Autoridad Palestina”, declaró Blinken a los periodistas en Japón.

Blinken y otros diplomáticos de alto nivel del G7 se encontraban en Tokio para una reunión enfocada en los ataques de Hamás del 7 de octubre en Israel y en aliviar el sufrimiento de los 2,3 millones de palestinos atrapados en Gaza bajo la ofensiva militar y el bloqueo de Israel, desde hace ya un mes.

Blinken reforzó los rechazos del gobierno del presidente Biden a cualquier regreso de un control directo y prolongado de Israel en Gaza, así como a una propuesta —impulsada en un informe político por el Ministerio de Inteligencia israelí— de obligar a los residentes palestinos de Gaza a trasladarse al vecino Egipto.

“Tenemos muy claro que no habrá reocupación, al igual que tenemos muy claro que no habrá desplazamiento de la población palestina”, afirmó Blinken. “Y, como hemos dicho antes, tenemos que ver y llegar, en efecto, a la unidad de gobierno en lo que se refiere a Gaza y Cisjordania y, en última instancia, a un Estado palestino”.

Las declaraciones del diplomático estadounidense ponen de relieve el creciente distanciamiento entre el gobierno de Netanyahu y su aliado más importante en cuanto a la forma en que Israel dirige la guerra y sus relaciones de posguerra con los palestinos.

Estados Unidos e Israel están de acuerdo en que el grupo miliciano Hamás no puede volver a gobernar la Franja de Gaza. Pero ninguna de las ideas que han planteado los funcionarios israelíes para el gobierno de Gaza después de la guerra ha incluido un gobierno palestino independiente como una posibilidad plausible.

Un miembro del Gabinete de guerra israelí reconoció el miércoles que Israel aún no tiene una perspectiva para la Franja de Gaza una vez finalizada su guerra contra Hamás, y afirmó que el plan de batalla es abierto e incluirá una presencia de seguridad israelí a largo plazo en el territorio asediado.

Los comentarios de Benny Gantz añadieron más incertidumbre sobre la ofensiva israelí en Gaza, sometida a un creciente escrutinio internacional debido al elevado número de víctimas civiles y a la destrucción a gran escala.

Los bombardeos israelíes sobre Gaza han dejado ya más de 10.000 muertos, lo que ha causado el distanciamiento de gobiernos internacionales que habían respaldado el derecho de Israel a la autodefensa. Israel culpa a Hamás del elevado número de víctimas y le acusa de utilizar a los civiles como escudos humanos.

Las nuevas diferencias entre Estados Unidos e Israel ya incluían la presión de Washington a favor de lo que denominan pausas humanitarias en el conflicto para permitir una mayor entrega de ayuda a los residentes de Gaza que se encuentran sitiados. Las autoridades israelíes han vinculado cualquier alto el fuego con la liberación de los más de 240 rehens que se cree que Hamas mantiene cautivos.

Blinken declaró el miércoles que “ha llegado el momento de iniciar el diálogo sobre el futuro” de Gaza.

—-

Federman informó desde Tel Aviv.