Blindan Acatlán tras asesinato de Alexander

OAXACA, Oax., junio 11 (EL UNIVERSAL).- El gobernador Alejandro Murat Hinojosa ya tuvo comunicación con la madre de Alexander G., el joven de 16 años asesinado el 9 de junio presuntamente por un policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa, en la región de la Cuenca del Papaloapan.

De acuerdo con el Gobierno de Oaxaca, el mandatario le reiteró el apoyo de su administración y le aseguró a la familia que este caso no quedará impune puesto que "se aplicará todo el peso de la ley contra quien o quienes resulten responsables".

Según la Fiscalía General del Estado (FGEO), Alexander falleció de una herida de bala en la cabeza, cuando se dirigía junto con otros ocho jóvenes a una tienda ubicada en la gasolinera de Vicente Camalote, comunidad de Acatlán; fue entonces cuando, de acuerdo con la denuncia de la madre, los policías de la patrulla 023 les dispararon, aludiendo que pensaron que portaban armas.

Tras el crimen, un elemento de la policía municipal fue puesto a disposición de la Fiscalía General y está jueves elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPO) reforzaron la seguridad en el municipio.

La SSPO detalló que ninguno de los elementos de las corporaciones estatales que integran a esta dependencia se encuentra involucrado en los hechos y que los informes oficiales señalan como presunto responsable a un elemento municipal.

Además, en el transcurso del día llegarán a Acatlán elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para proceder a la instalación de filtros de control preventivos que se mantendrán por tiempo indefinido, a fin de reforzar la seguridad de los habitantes de la zona, considerada de alta incidencia delictiva.

--En la ruta de la violencia

El asesinato de Alexander G., no es el primer hecho de violencia en el que se involucra la Policía Municipal de Acatlán de Pérez Figueroa. El 15 de mayo pasado, sus elementos estuvieron involucrados en un intercambio contra civiles armados que dejó un saldo de seis personas muertas, de acuerdo con la Fiscalía General.

Aunque según la versión oficial se trató de un ataque del grupo armado a los policías, lo que derivó en un enfrentamiento, no se registró ninguna baja de las fuerzas de seguridad, por lo que pobladores del municipio acusaron que se trató de una ejecución extrajudicial.

Acatlán de Pérez Figueroa, además, es uno de los municipios de la Cuenca del Papaloapan que ha sido más golpeado por la violencia en la región norte de Oaxaca, que limita con Veracruz. Apenas el 13 de febrero pasado, fue incluido junto con otros siete municipios oaxaqueños en el plan para blindar ambas entidades, tras el aumento de asesinatos y desapariciones en la región a causa de delitos como el tráfico de drogas y personas.

En el plan conjunto, además de los gobiernos, policías, y fiscalías de ambas entidades, participan la Fiscalía General de la República (FGR), las secretarias de Marina y de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional.