Más blindados, Medias Blancas se ven como aspirantes

ANDREW SELIGMAN
·4  min de lectura
El primera base de los Medias Blancas de Chicago José Abreu tras completar un doble play en el juego de pretemporada contra los Marineros de Seattle, el viernes 5 de marzo de 2021, en Phoenix. (AP Foto/Ross D. Franklin)

CHICAGO (AP) — El South Side de Chicago está en ebullición.

Los Medias Blancas de Chicago tienen en el mira un campeonato de la Serie Mundial, inclusive al alcance este mismo año tras alzar vuelo la pasada campaña.

Se clasificaron a los playoffs por primera vez desde 2008 y siguieron reforzando un roster que ya estaba bastante pulido.

Después de quedar segundos en la División Central de la Liga Americana — con una foja de 35-25 — y poner fin a una racha de siete temporadas de saldo negativo, los Medias Blancas se ven como aspirantes.

“Queremos ganar un anillo”, afirmó el as Lucas Giolito. “Queremos ganar una Serie Mundial”.

Los Medias Blancas no se consagran desde 2005. Pero tampoco habían estado en una situación tan alentadora como esta en todo este tiempo.

Tony La Russa regresa para un segundo ciclo, tres décadas y medio después de que Chicago despidió a un manager que tiene una placa de miembro del Salón de la Fama.

Y se encuentra con un roster mucho más blindado.

El fichaje más notable fue el compromiso de 52 millones para obtener al cerrador Liam Hendriks, quien precisamente estuvo en el montículo para el último out cuando Oakland eliminó a Chicago en el tercer juego de la serie de comodines el año pasado.

Chicago también afianzó la rotación al adquirir a Lance Lynn de Texas.

Los Medias Blancas cuentan con una potente alineación que tiene a José Abreu — el reinante MVP de la liga — y Tim Anderson — campeón de bateo en 2019 — como los baluartes. Deben asimilar el golpe de la baja de Eloy Jiménez (ruptura del tendón pectoral izquierda) por lo menos cinco meses.

Liderada por Giolito, la rotación también pisa fuerte.

Pero no es sólo el talento lo que deslumbra a La Russa.

“Los ejecutivos realmente han armado un equipo profundo con el talento que hay en cada parte del equipo”, dijo. “Me ha tocado ver a grupos muy talentosos que trabajan a media máquina, entendiendo que eso es todo. Hay que saber ponerse a punto. La dedicación al entrenamiento de este equipo es impresionante”.

NUEVA IMAGEN

Los Medias Blancas no escatimaron en invertir mientras otros se replegaban.

El bullpen, con Hendriks a la cabeza, podría ser dominante. El canje por Lynn les permite contar con un abridor que consume muchos innings para acompañar a Giolito y Dallas Keuchel

Pero el cambio más inesperado fue contratar a La Russa para reemplazar a Rick Rentería. Y siguieron adelante tras destaparse un arresto por conducir ebrio tras su contratación. La Russa no llena una tarjeta de alineación desde que los Cardenales ganaron la Serie Mundial en 2011 y, con 76 años, es el manager más veterano de las mayores.

NOVATOS

El bateador designado será un chico de 22 años sin experiencia por encima de Clase A. Así de grande es la confianza cifrada en Andrew Vaughn. La tercera selección del draft de 2019 ya era de los bateadores más avanzados tras salir de la universidad.

MONCADA

Yoán Moncada busca recuperar su nivel de 2019 tras padecer el COVID-19 el año pasado. El cubano pasó de un promedio de .315 en 2019 a .225. Cerró la abreviada campaña con seis jonrones y 24 impulsadas en 52 juegos, por debajo de los 25 y 79 en 132 juegos.

EL SALTO DE ROBERT

Los Medias Blancas esperan más de Luis Robert tras los altibajos de su campaña de novato. El veloz jardinero cubano ganó un Guante de Oro tras firmar un contrato de 50 millones de dólares por seis años el previo invierno. Empezó fuerte al plato, se enfrío en septiembre y terminó con un promedio de .233 con 11 jonrones y 11 impulsadas.

ABRIDORES

Los Medias Blancas tienen un notable trío de abridores en Giolito, Keuchel y Lynn. ¿Y los otros dos?

Dylan Cease tiene el potencial de ser un pitcher dominante pero depende de mejorar su control tras expedir 34 boletos en 58 1/3 innings el año pasado. Carlos Rodón la completa, con Reynaldo López en compás de espera.

Michael Kopech podría ser una pieza vital en algún momento, aunque estará en el bullpen al subir al montículo por primera vez desde 2018; se perdió todo 2019 por una cirugía Tommy John y declinó jugar el año pasado.