"Blanquiazul se juega papel para comicios de 2024"

·3  min de lectura

Horacio Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, abril 25 (EL UNIVERSAL).- Expertos en política consideraron que, aunque el Partido Acción Nacional (PAN) se desdibujó al hacer una alianza con el PRI, porque rompe con sus orígenes, se mantiene como el principal partido de oposición y el próximo 6 de junio se juega mantenerse vigente y ser competitivo frente a Morena en la elección presidencial de 2024.

Los especialistas manifestaron que la oposición sí logrará arrebatarle a Morena y sus aliados la mayoría calificada en la Cámara Baja, al quitarle entre 50 y 60 diputados; sin embargo, el partido en el poder mantendrá la mayoría absoluta en San Lázaro.

El politólogo José Antonio Crespo afirmó que Acción Nacional es el partido de oposición que sigue más fuerte y que tiene posibilidad, pues, a pesar de estar catalogado en los partidos del pasado, no tiene una trayectoria tan sucia como la del PRI, aunque va en caída, ya que no hay liderazgos, los viejos están desaparecidos y hoy ya no tienen tanta influencia.

"Lo que se juega el PAN es recuperar parte de lo perdido en la elección pasada, y no me refiero sólo a curules o cargos, sino imagen, credibilidad, está todavía muy por debajo, pero puede avanzar y quizá también eventualmente tener la posibilidad de competir en 2024", dijo.

Asimismo, Maite Azuela, maestra en políticas públicas por la Universidad de Concordia, Canadá, aseguró que el PAN tiene que admitir que su identidad quedó desdibujada al mantener una alianza con el PRI, aunque con el PRD es más comprensible.

Lo que rompe con los orígenes y por las razones con las que nace el PAN, es el hecho pragmático de ir con el partido que tanto deleznaron durante décadas, entonces se jugaron ya la identidad, dijo.

Azuela comentó que ve un partido dividido, sin una estrategia política clara y sin una narrativa compartida, además de que cometieron el error de reciclar a su excandidato presidencial, que demostró tener cero empatía para comunicar políticamente con las mayorías.

"No, no creo que le alcance. Creo que a donde deben apostar más es a las legislaturas locales y algunas gubernaturas, pero no creo que en el Congreso puedan hacer gran contrapeso", expresó.

El exconsejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, consideró que lo que el PRI, el PAN y el PRD se juegan el 6 de junio es cruzar el río, sobrevivir al tsunami de 2018, y ya que lo hayan hecho, para lo cual se tienen que dar la mano, podrán pensar cuál es el siguiente paso.

"El siguiente paso es que claramente van a tener más oxígeno, van a tener más alimentos y eso les va a permitir seguir en la segunda fase de la recuperación del tsunami, que puede ser seguir juntos o ya cada quien tomar el camino que le corresponde.

"En el caso del PAN, aunque es el principal partido de oposición, el que mantiene más identidad propia y el que tiene más fuerza relativa, tiene que recuperarse, tiene que pararse con claridad", aseveró Luis Carlos Ugalde.

En ese sentido, pronosticó que el bloque opositor sí va a lograr arrebatarle 50 diputados a Morena, es decir, obedece a una razón aritmética, pues ir juntos el PRI y el PAN le ganarán distritos a Morena.