#BlackOutTuesday: por qué los famosos impulsan un "apagón" en sus redes sociales

LA NACION

Cualquier usuario de Instagram notará que este martes trajo una particularidad: muchos usuarios están subiendo una imagen negra en sus perfiles junto al hashtag #BlackOutTuesday. La iniciativa de esta suerte de "apagón" en las redes está directamente relacionada con el movimiento Black Lives Matter, reactivado a partir del brutal crimen de George Floyd, un ciudadano afroamericano, por parte de la policía de Minneapolis.

Actores como Susan Sarandon, Sacha Baron Cohen, Octavia Spencer, Jake Gyllenhaal, Meryl Streep, Ashton Kutcher, Liv Tyler, Millie Bobby Brown, Mark Hamill, Julia Roberts y Jennifer Aniston; músicos como Ronnie Wood, Björk, Rihanna, Lana Del Rey y Guns N' Roses; y personalidades y modelos como Kim Kardashian, Paris Hilton y Emily Ratajkowski, optaron por dar a conocer, de este modo, su repudio a los crímenes de odio racial e impulsar un cambio en la sociedad estadounidense. Por fuera de Estados Unidos, muchos usuarios -famosos o no-, también se sumaron a la iniciativa, ampliando así el reclamo por un mundo más inclusivo y equitativo.

"Creo que solo es responsable tomar una posición y reconocer el dolor que la comunidad negra ha sufrido y sigue sufriendo. No solo hoy, sino todos los días. Entonces, haré una PAUSA, en nombre de la amabilidad, en nombre de la justicia social. Haré una pausa, porque necesito aprender más sobre sus luchas. Porque creo que lo sé, pero realmente no lo sé", publicó Ricky Martin en su cuenta, dejando en claro que esa pausa dejaba lugar a que los sectores oprimidos se expresen.

Otros artistas como Seth MacFarlane y Jennifer Lopez aprovecharon la ocasión para llamar a sus seguidores a votar en las elecciones primarias que se celebran en algunos estados. "Mientras la industria del entretenimiento llama a una pausa, tengan presente que sus votos son muy necesarios hoy", compartió la actriz de Estafadoras de Wall Street. Y sumó: "Tu voto importa. Sé parte de del cambio. Andá y votá".

Black Lives Matter es un movimiento que surgió en 2013 y sumó aún más fuerza luego de que George Zimmerman fuera absuelto, tras ser acusado de la muerte de un adolescente afroamericano. A través de este espacio, la comunidad ha encontrado una forma de visibilizar los abusos por parte de los efectivos policiales contra las personas de color. Algo que resurgió con fuerza luego de lo ocurrido con Floyd, quien perdió la vida en Minneapolis, tras ser arrestado por la policía. En las imágenes que circularon se puede ver al hombre esposado en el piso al grito de "no puedo respirar", mientras un agente apretaba su rodilla en su cuello. El video de la detención muestra que Floyd no se resistió en ningún momento a la autoridad, luego de que la policía le diera voz de alto por supuestamente haber utilizado un billete falso de 20 dólares.

La muerte de Floyd se sumó a un largo historial de muertes de sujetos afroamericanos por parte de las fuerzas policiales y despertó la indignación de miles de personas que salieron a las calles a expresar su repudio. En muchos casos, esas marchas terminaron con enfrentamientos, vandalismo y saqueos. Incluso el mismo Donald Trump fue escoltado por sus guardias al búnker de la Casa Blanca el domingo, ante las protestas que tuvieron lugar en las inmediaciones de la sede de gobierno estadounidense.

En fotos: EE.UU, en llamas tras la muerte del afroamericano George Floyd

Ayer, Trump brindó un duro discurso en el que advirtió que si los gobernadores no movilizan a un número suficiente de efectivos de la Guardia Nacional para "controlar las calles", las fuerzas armadas federales intervendrán para "solucionar rápidamente el problema". Eso, lejos de calmar los ánimos, despertó aún más el enojo de muchos estadounidenses, que en las redes sociales se volcaron a expresar su repudio al violento proceder del primer mandatario.