BlackBerry Z10 es un buen nuevo comienzo

NUEVA YORK (AP) — ¿Le da vergüenza tener un BlackBerry? Ya no es precisamente un símbolo de estatus, por lo menos no en Estados Unidos, después de que el iPhone lo dejó muy atrás. Pero ahora hay un nuevo BlackBerry que desea regresar al club de los preferidos: el Z10.

Es el primer teléfono que funciona con el nuevo sistema operativo BlackBerry 10 y, a primera vista, un muy buen intento por recuperar al menos parte del caché de la marca.

El problema es que nadie ha logrado antes reflotar un fabricante de teléfonos inteligentes abrumado. ¿Alguien se acuerda del Palm? Simplemente, es un sector brutal. De manera que incluso si el Z10 logra todo lo que se propone, quizás no sea suficiente para salvar a Research In Motion Ltd., el fabricante del BlackBerry. La compañía incluso ha decidido cambiar su nombre a BlackBerry, pero eso podría ser simplemente el preludio del ocaso definitivo de la marca.

Algo que no ayuda es el hecho de que el Z10 se parece a todos los demás teléfonos inteligentes en el mercado. Es un rectángulo negro con una pantalla táctil, casi imposible de distinguir a unos cuantos metros del iPhone 5 o de la amplia gama de dispositivos Android. La pantalla mide10,6 centímetros (4,2 pulgadas) en diagonal, un poco mayor que la del iPhone pero más pequeña que la mayoría de los teléfonos Android. El Z10 sale a la venta en marzo en Estados Unidos, probablemente a un precio de 200 dólares con un contrato de servicio de dos años, al mismo nivel que el iPhone y otros rivales.

Una vez que se enciende, las diferencias son más evidentes. Los BlackBerry antiguos son excelentes dispositivos de comunicación, pero nada del otro mundo en materia de multimedia y aplicaciones de terceros, algo en lo que el iPhone se destaca. El software del nuevo BlackBerry 10 es un intento serio de casar estas dos capacidades, y después de unas horas de uso, de la impresión de que sí lo logra.

El lanzamiento del BlackBerry 10 se demoró casi un año, y al parecer usaron bien ese tiempo. El software, para ser la primera versión, es extraordinariamente capaz y bien pensado, un giro completo en comparación con el desastre del PlayBook de hace dos años, cuando RIM lanzó una tableta que no podía enviar correos electrónicos.

El Z10 es más fácil de usar que un teléfono Android, pero más difícil que el iPhone, y también más poderoso, lo que ofrece un acceso más rápido al correo electrónico, tuits, actualizaciones en Facebook y mensajes de texto.

Estas comunicaciones van todas en el "Hub", una ventana que se desliza desde el lado izquierdo de la pantalla. Cualquier cosa que usted haga en el teléfono, puede llegar al hub deslizando un dedo por la pantalla, y después regresa a lo que estaba haciendo. Es una excelente característica para los que siempre están conectados.

El software también resulta conveniente para los que siempre están en movimiento porque está diseñado para usarse con una sola mano. Mientras escribe un texto, tiene la otra mano libre para llevar su bolsa o abrir una puerta.

También es completamente orientado a lo táctil, algo que no se esperaría de un BlackBerry. No hace falta apretar ningún botón físico para navegar el teléfono en absoluto: sólo se usan para encender o apagar el dispositivo, o ajustar el volumen. Todo lo demás a golpe de deslizar un dedo sobre la pantalla. Los movimientos hacia arriba, abajo, derecha e izquierda hacen cosas diferentes, pero son fáciles de recordar. Lamentablemente, se parece al webOS, el último grito del pionero del sector, Palm Inc., que era una excelente interfaz de deslizamiento que nunca encontró una audiencia y finalmente desapareció.

___

Peter Svensson está en Twitter como https://twitter.com/://twitter.com/petersvensson

Cargando...