El bitcoin se desploma US$10.000 y Elon Musk deja de ser el más rico del mundo

LA NACION
·3  min de lectura

El bitcoin aceleró su caída desde ayer y cayó por debajo de los US$50.000. A pesar de haber trepado hasta los US$58.000 el domingo, a las 11.00 de hoy cotizaba a US$48.900 la unidad.

Entre las grandes sorpresas de esta caída se encuentra un tuit del multimillonario sudafricano Elon Musk, quien en las últimas semanas protagonizó su alza promocionándolo. En esta ocasión, contestó a un tuit de Peter Schiff, reconocido escéptico de las criptomonedas, que el precio del bitcoin le resultaba alto.

La baja ocasionada lo destronó como la persona más rica del mundo, como constata el Bloomberg Billionaires Index. Volvió así a liderarlo Jeff Bezos. La diferencia en el valor total de ambos se ubica en el entorno de los tres mil millones de dólares.

Tesla, su empresa automotriz, anunció recientemente la compra de US$1500 millones en bitcoins y que comenzará a aceptar la criptomoneda como forma de pago por sus vehículos.

Control de precios: el Gobierno ya eligió a los enemigos de una batalla crucial

Su rápido crecimiento entre el 16 y el 21 puso en alerta a los especuladores, que se apresuraron a recolectar sus dividendos y aceleraron la baja. Entre sus detractores de esta semana también figuró la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, quien caracterizó en una conferencia a la criptomoneda como "una forma extremadamente ineficiente de llevar a cabo transacciones".

Más allá de este revés, bitcoin viene experimentando un alza acelerada en lo que va del año. Al haber superado los US$50.000 por unidad, alcanzó un valor de mercado de un billón de dólares. En 2021 sumó más de US$420.000 millones a su valor de cierre de 2020.

Hace un año, este activo financiero que opera sobre blockchain valía US$9900. Su dependencia absoluta de la demanda y su falta de respaldo lo vuelven un activo financiero muy volátil, por lo cual este comportamiento es esperable.

Desde enero, experimentó un alza mayor a US$28.000 en la unidad, más del 100%. Hace exactamente cuatro años, su valor total apenas rozaba los US$1000 por unidad.

Su creciente popularidad ha captado la atención de grandes empresas y fondos de inversión e impulsado aún más su valor en los últimos meses. Las opiniones, sin embargo, permanecen divididas entre quienes confían en que se convertirá en una gran reserva de valor capaz de rivalizar con el oro y quienes lo ven como el producto de una gran euforia especulativa.

Recientemente JP Morgan pronosticó que su valor podría llegar a los US$146.000, si es que se consolida como resguardo confiable frente a la depreciación del dólar.

El viernes pasado, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, dijo que piensa incorporar bitcoins a sus operaciones. Se cree que la maniobra podría atraer dividendos de empresas tecnológicas. Por su parte, BlackRock, uno de los mayores acreedores de Argentina, autorizó recientemente a dos de sus fondos a incorporar futuros del bitcoin a su cartera de inversiones.

A su vez, la empresa Mastercard anunció que comenzaría a brindarles apoyo a sus clientes para que usen tarjetas cripto y puedan convertir sus activos en monedas tradicionales para realizar transacciones.

Otras entidades financieras también están comenzando a respaldar a la célebre criptomoneda. El banco BBVA y el Bank of New York Mellon Corp. anunciaron que permitirán a sus clientes acceder próximamente a la compra de distintos activos cripto.

La primera transacción con bitcoins ocurrió en el año 2010, cuando un programador llamado Laszlo Hanyecz compró dos pizzas por 10.000 bitcoins. Esto equivaldría a más de US$489 millones hoy.