La era del bitcoin como moneda legal empezó con problemas en El Salvador

Un cartel dentro de una peluquería anuncia descuentos para quienes paguen con bitcoin en Santa Tecla, El Salvador
Un cartel dentro de una peluquería anuncia descuentos para quienes paguen con bitcoin en Santa Tecla, El Salvador

SAN SALVADOR.- El Salvador se convirtió el martes en el primer país del mundo por el que circula el bitcoin como moneda de curso legal, un experimento que busca reducir el costo por las remesas enviadas desde el extranjero y que, en un inicio, tropezó por problemas técnicos, además de que el valor de la criptomoneda sufrió una fuerte caída a nivel internacional.

La medida que encabeza el popular presidente Nayib Bukele, de 40 años, tiene como objetivo permitir que los salvadoreños ahorren los 400 millones de dólares que gastan anualmente en comisiones por remesas, en su mayoría enviadas desde Estados Unidos.

Solo el año pasado, las remesas a El Salvador ascendieron a casi 6000 millones de dólares, el 23% de su PBI, una de las proporciones más altas del mundo.

“Amenaza golpista”: Jair Bolsonaro reunió a una multitud y redobló la ofensiva contra la Corte Suprema

Los sondeos muestran que siete de cada 10 salvadoreños son escépticos sobre el uso del bitcoin y desconfían de la volatilidad de la criptomoneda que, según críticos, podría impulsar el lavado de dinero y aumentar los riesgos para las instituciones financieras.

Este martes, unos 1300 salvadoreños marchaban rumbo al Congreso para protestar por la adopción de la criptomoneda gritando “no al bitcoin, no al bitcoin”. La protesta también incluía reclamos por la independencia de poderes y un fallo de la Corte Suprema que permite la reelección presidencial.

La mayoría de los salvadoreños son escépticos sobre el futuro del bitcoin
Shutterstock


La mayoría de los salvadoreños son escépticos sobre el futuro del bitcoin (Shutterstock/)

No obstante, algunos ciudadanos se mostraron optimistas. ”Nosotros tenemos familia en Estados Unidos, ellos pueden mandar allí y sin ningún costo, en cambio el banco les cobra (...) para mandar dinero de Estados Unidos a El Salvador”, dijo Reina Aguilar, dueña de una tienda en Playa Zonte, unos 49 kilómetros al suroeste de la capital San Salvador.

¿Podría haber otro 11 de septiembre? Las amenazas terroristas a 20 años del atentado contra las Torres Gemelas

Esa playa es parte de un experimento llamado “Bitcoin Beach” destinado a hacer del pueblo costero una de las primeras economías bitcoin del mundo. En el período previo al lanzamiento, el gobierno ya había estado instalando cajeros automáticos de su billetera digital denominada “Chivo”, que permitirá que la criptomoneda se convierta en dólares y sea retirada sin comisión.

El gobierno ha prometido instalar 200 cajeros Chivo y 50 puntos de atención de bitcoin. Además, proveedores privados podrán ofrecer servicios con operaciones en bitcoin.

Según la ley aprobada, el bitcoin -creado originalmente para ser una divisa fuera del control de los gobiernos- podrá ser utilizada en el país en cualquier transacción y los negocios deberán aceptar pagos en esa moneda digital, salvo los que carezcan de la tecnología para hacerlo.

Sin embargo, a las pocas horas de la puesta en marcha, el servicio tuvo que ser interrumpido por los “problemas de instalación” que tuvieron algunos usuarios, reveló el mandatario en Twitter. ”El sistema está desconectado mientras se aumenta la capacidad de los servidores. Es un problema relativamente sencillo, pero no se puede arreglar con el sistema conectado”, detalló. “Mejor despacio y con buena letra”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En las primeras horas del martes, la billetera digital salvadoreña no había aparecido en las plataformas de descarga de aplicaciones de Apple Inc, Google y Huawei, lo que provocó una serie de tuits de Bukele, uno de ellos con un emoji de “enojado”. Al mediodía, ya estaba disponible en Apple.

El lunes, el gobernante había pedido paciencia en un intento por moderar las expectativas de resultados rápidos. ”Como toda innovación, el proceso del bitcoin en El Salvador tiene una curva de aprendizaje. Todo camino hacia el futuro es así y no se logrará todo en un día, ni en un mes”, explicó Bukele en Twitter, una plataforma que usa a menudo para expresarse, informar sus logros o criticar a opositores.

Además, varios usuarios en redes sociales mostraron fotos de comercios que ya aceptaban la criptomoneda en el país, desde pequeños restaurantes, hasta tiendas de tatuajes, pasando por grandes cadenas como McDonald’s y Pizza Hut.

Entre el lunes y martes, El Salvador adquirió 550 bitcoines, lo que hizo subir momentáneamente el precio del criptoactivo en la víspera. La moneda ha sido notoriamente volátil. En abril subió a más 64.000 dólares y cayó a 30.000 dólares en mayo. Hoy se desplomó un 9% mientras que ethereum, la segunda criptomoneda más cotizada, también retrocedió 9% luego de haber tocado máximos históricos.

”Podemos asumir que (el retroceso de bitcoin) es un tema que tiene que ver con la cuestión técnica dado que los 51.200 dólares es un precio donde podemos encontrar una resistencia interesante en el largo plazo”, opinó Cipactli Jiménez, inversionista privado especializado en criptomonedas.

”Esta decisión de El Salvador está desafiando muchos de los criterios del mercado tradicional y de alguna manera atenta contra la estabilidad de lo que conocemos el día de hoy (...) y eso termina espantando a muchos inversionistas, por eso la caída tan importante en muy poco tiempo”, agregó.

Opositores sostienen que el anonimato de bitcoin podría ayudar a incrementar el lavado de dinero y citaron una lista de funcionarios corruptos que el Departamento de Estado reveló en julio y que implica a 14 salvadoreños, incluyendo a la jefa del gabinete, Carolina Recinos.

Algunos analistas temen que el hecho de que el bitcoin sea moneda de curso legal junto con el dólar estadounidense podría enturbiar las perspectivas de la búsqueda de El Salvador para un acuerdo de financiamiento de 1000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Después de que se aprobó la ley de bitcoines de Bukele, la agencia de calificación Moody’s rebajó la calidad crediticia de El Salvador, mientras que los bonos del país denominados en dólares también se han visto presionados.

Agencias Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.