El "bisonte de QAnon" se declara culpable por asalto a Capitolio de EEUU

·2  min de lectura

Washington, 3 sep (EFE News).- El hombre que irrumpió en enero pasado en el Capitolio de Estados Unidos disfrazado de bisonte se declaró este viernes culpable de un cargo por haber obstruido un procedimiento oficial durante una sesión del Congreso.

Jacob Chansley, de 34 años y oriundo de Arizona, se declaró culpable durante una audiencia virtual ante una corte federal del Distrito de Columbia (DC), donde se encuentra la capital de EE.UU.

La declaración de culpabilidad, que forma parte de un acuerdo con la Fiscalía, fue aceptada por el juez Royce Lamberth. Además, Chansley pagará 2.000 dólares en compensación por los daños ocasionados al complejo legislativo.

Durante la vista, el apodado "chamán de QAnon" se limitó a responder con síes y noes a las preguntas que le hicieron.

Bajo el acuerdo, Chansley ha aceptado una pena recomendada de entre 41 y 51 meses de prisión, pero según medios de comunicación se le descontaría el tiempo que lleva en la cárcel desde el 9 de enero. La lectura de su sentencia ha sido fijada para el 17 de noviembre.

Otro acusado que se declaró culpable por el mismo cargo recibió una pena de ocho meses de prisión en julio.

Centenares de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021) asaltaron el Capitolio el pasado 6 de enero, en un suceso que dejó cinco muertos, entre ellos un policía.

El asalto se produjo durante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020.

Chansley, un adepto a las teorías conspirativas del movimiento QAnon, se convirtió en el asaltante más mediático del Capitolio ya que lo hizo disfrazado de bisonte y llegó a sentarse en la silla del presidente del Senado.

Fue detenido tres días después del asalto acusado de ingresar en un edificio restringido sin autorización y con violencia.

Desde entonces ha permanecido entre rejas a la espera de juicio, aunque su interés mediático siguió activo después de exigir que le ofreciesen comida orgánica en la cárcel y negarse a comer durante nueve días hasta lograrlo.

Pese a identificarse inicialmente como un adepto de QAnon, su abogado, Albert Watkins, señaló este viernes en un comunicado que ha "repudiado la Q" y pidió que no se asocie más a su defendido con esa letra.

Sin embargo, el letrado admitió que su cliente siempre será recordado como "el rostro del 6 de enero".

"Él es para el 6 de enero lo que el Swoosh para Nike", dijo Watkins, en referencia al logotipo de la marca de ropa deportiva estadounidense.

Más de 600 personas han sido imputadas en tribunales federales por el asalto al Capitolio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.