Bisogno y el CC1 desobedecen al gobierno de la ciudad

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 15 (EL UNIVERSAL).- Pese a que el viernes pasado la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que los gimnasios, boliches, cines y teatros deben cerrar a las 19:00 horas como medida preventiva ante el rebrote de coronavirus, los telones de algunas puestas en escena siguieron arriba incluso después de esa hora.

Ese fue el caso del CC1 y la obra El Cuarentenorio, que este sábado dio funciones regulares, pese a la medida sanitaria establecida por el gobierno capitalino. En el teatro se pudo apreciar que quienes habían adquirido entradas previamente, llegaban y, tras el protocolo de sanitización pertinente, ocupaban sus butacas para disfrutar del montaje cómico.

La obra producida por Alejandro Gou tuvo el sábado sus dos funciones habituales, a las 17:00 horas y a las 20:00 y en las taquillas se continuaban vendiendo boletos para ambos horarios, así como para la puesta del domingo que es a las 17:30 horas.

En la tres fechas habían boletos de todos los precios. Al preguntar a las taquilleras que si la función de las 20:00 horas se llevaría a cabo, la repuesta fue afirmativa. Se vio a personas que compraban boletos.

En el programa Ventaneando, Daniel Bisogno, uno de los protagonistas del montaje, aseguró desde el viernes que las funciones serían regulares e invitó a asistir al teatro.