Birmania libera al periodista estadounidense condenado a 11 años de cárcel

·2  min de lectura

Bangkok, 15 nov (EFE).- Las autoridades de Birmania (Myanmar) han liberado al periodista estadounidense Danny Fenster, condenado el pasado viernes a 11 años de cárcel por su trabajo en el país, anunció este lunes el exgobernador estadounidense Bill Richardson.

"Danny y el equipo de Richardson van a hacer su largo viaje a casa, a través de Catar, en el próximo día y medio", señaló en un comunicado el Centro Richardson por el Compromiso Global dirigido por el exdiplomático y exgobernador de Nuevo México (EE.UU).

El medio Frontier Myanmar, donde trabajaba Fenster, indicó que el periodista se encuentra ya volando hacia Estados Unidos.

Fenster, de 37 años, fue sentenciado el pasado viernes a 11 años de prisión por distintos delitos, entre ellos el de violar una ley que castiga a quien trate de deslegitimar a la junta militar, que tomó el poder en un golpe de Estado el pasado 1 de febrero.

El reportero, que fue arrestado el pasado mayo cuando trataba de salir del país, ha sido liberado tras una campaña internacional, incluida la visita reciente al país de Richardson, que se reunió con el jefe de la junta militar, Min Aung Hlaing.

"Estamos muy agradecidos de que Danny pueda volver a ver a sus seres queridos", dijo el exgobernador, quien agradeció la ayuda de los Gobiernos de Catar y Noruega y de "muchas personas" que han contribuido a la liberación del Fenster.

El editor gerente de Frontier Myanmar, Thomas Kean, celebró la liberación del reportero y recordó que muchos otros periodistas han sido detenidos de forma injusta en el país.

"Pedimos al régimen militar que libere a todos los periodistas que continúan en prisión en Birmania", precisó Kean en un comunicado.

Fenster trabajó desde mediados de 2019 hasta julio de 2020 en el medio birmano Myanmar Now y, desde entonces, pasó a formar parte de la plantilla de Frontier Myanmar.

Tras un oscuro proceso judicial, el periodista fue condenado a tres años de cárcel por tratar de deslegitimar a la junta militar, a otros tres por asociación ilegal y cinco años por quebrantar la Ley de Inmigración.

Además de estos cargos, Fenster estaba también acusado de sedición y terrorismo.

Los cargos se basan en la acusación de que estaba trabajando para la publicación en inglés Myanmar Now, ilegalizada por la junta militar después del golpe de Estado, a pesar de que el periodista había abandonado el medio en julio de 2020.

Otros tres periodistas extranjeros -el estadounidense Nathan Maung, el polaco Robert Bociaga y el japonés Yuki Kitazumi- fueron detenidos anteriormente por la junta militar, pero ya han sido deportados a sus respectivos países.

Según datos de la ONG Reporteros Sin Fronteras, desde el golpe de Estado más de un centenar de periodistas han sido detenidos por las fuerzas de la junta militar, mientras que es complicado determinar cuántos permanecen en prisión tras la amnistía decretada en octubre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.