La ‘biopsia líquida’ ayudaría a detectar el cáncer

·5  min de lectura

Un test determinaría 50 tipos de cáncer con una prueba única, pero expertos aún tienen preguntas

Hamburgo — La lucha contra el cáncer es una carrera contra el tiempo. Cuanto antes se lo detecta, más grandes son las posibilidades de sobrevivir. Por eso, desde hace tiempo se hacen pruebas con análisis de sangre que prometen detectar la enfermedad con anticipación.

Al parecer, uno de estos test podría estar en condiciones de detectar más de 50 tipos distintos de cáncer con una única prueba y con una precisión que permitiría su lanzamiento al mercado. Sin embargo, expertos alemanes creen que aún hay muchas preguntas abiertas en relación con estas pruebas.

Los científicos trabajan desde hace tiempo en la posibilidad de encontrar indicios de tumores a partir de la sangre. Estos procedimientos son también llamados "liquid biopsy" o biopsia líquida.

Los análisis de sangre rastrean el llamado ADN libre circulante (ADNlc): cuando las células cancerosas se desintegran, suelen acabar en la sangre las proteínas típicas del tumor o fragmentos de su material genético. En el marco de la biopsia líquida, se utiliza la secuenciación del genoma para detectar las firmas de la metilación típicas del cáncer, que son patrones de fijación en este ADN.

La prueba "Galleri" presentada recientemente en la revista científica "Annals of Oncology" también se basa en este método. Según una evaluación independiente realizada por Sonja Loges, directora del Departamento de Oncología Personalizada del Hospital Universitario de Mannheim, en Alemania, los científicos estadounidenses procedieron de forma extremadamente sistemática. "Primero compararon tres métodos de secuenciación diferentes y luego identificaron el que era significativamente más sensible que los demás", explicó.

En un segundo paso, se secuenciaron todos los genes y se recopilaron los que tienen una alta asociación con el cáncer. "A partir de esto, los autores desarrollaron en un tercer paso un llamado panel, que probaron con un grupo más grande de pacientes, así como con un grupo de control", señaló Loges, que también es jefe del Departamento de Oncología Médica Personalizada en el Centro Alemán de Investigación del Cáncer.

En total, el estudio incluyó a 2,823 personas que ya habían sido diagnosticadas con cáncer y un grupo de control de 1,254 personas sin cáncer procedentes de más de 140 centros médicos de Estados Unidos.

De esta forma, la prueba "Galleri" fue capaz de detectar señales de más de 50 tipos diferentes de cáncer y también de asignarlas al tejido correspondiente en casi el 90 por ciento de los casos. Sin embargo, el porcentaje de aciertos varió considerablemente en función del estadio de la enfermedad.

La sensibilidad, teniendo en cuenta todos los tipos de cáncer, fue del 16.8 por ciento en el estadio inicial I, del 40.4 por ciento en el estadio II, del 77 por ciento en el estadio III y del 90.1 por ciento en el estadio más avanzado IV. Tomando los cuatro estadios, la prueba detectó correctamente la presencia de cáncer en el 51.5 por ciento de los casos.

Para Holger Sültmann, jefe de la División de Investigación del Genoma del Cáncer del Centro Alemán de Investigación del Cáncer, estas diferencias no son sorprendentes: "Los tumores pequeños de las primeras fases del cáncer suelen liberar menos ADN en la sangre, y eso es lo que se mide con la prueba". Cuanto más avanzado es el estadio, más aumenta la sensibilidad, es decir, la posibilidad de detectar el cáncer.

También se observó una variación teniendo en cuenta los distintos tipos de cáncer. La prueba demostró ser especialmente fiable para algunas enfermedades para las que no existen hasta ahora opciones de cribado.

En el caso de los tumores sólidos de este tipo, como el cáncer de esófago, hígado y páncreas, la sensibilidad general fue del 65.6 por ciento. La sensibilidad para los cánceres de la sangre fue del 55.1 por ciento. En comparación, este porcentaje fue solo del 33.7 por ciento en el caso de los tumores sólidos debidos al cáncer de mama, colon, cuello de útero y próstata.

"Es probable que estos tumores liberen menos ADN en la sangre", apuntó la médica Loges. "Por otra parte, existen métodos de detección precoz bien establecidos para el carcinoma de próstata o de mama, por lo que los pacientes correspondientes del grupo de estudio quizá hayan tenido un estadio tumoral temprano", añadió.

Tanto Loges como Sültmann alabaron la especificidad de la prueba. Entre otras cosas, describe si las personas sanas también son reconocidas como tales. "Los autores afirman que es del 99.5 por ciento; si esto se demuestra en estudios de validación más amplios, sería un gran hallazgo", comentó el bioquímico Sültmann.

Los análisis de sangre anteriores habían dado resultados mucho peores en este sentido. Una alta especificidad es importante para evitarles a las personas sanas diagnósticos de seguimiento innecesarios.

Por su parte, Sonja Loges indicó que el estudio excluyó a un gran número de personas del grupo de control sano debido a enfermedades concomitantes. Algunas otras enfermedades también podrían causar cambios en la metilación.

"Por eso se abre la pregunta: ¿Habría dado la prueba más falsos positivos si hubiera habido más personas en el grupo sin cáncer pero con enfermedades en los mismos sistemas de órganos?". Loges y Sültmann creen que son necesarios estudios poblacionales más amplios para aclarar estas cuestiones.

De hecho, los autores anunciaron un amplio proyecto piloto en colaboración con el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña (NHS England), así como otros tres estudios en Estados Unidos. Independientemente de esto, la empresa que desarrolló la prueba y financió los estudios ya ofrece "Galleri" en su página web en Estados Unidos, un paso que los dos expertos alemanes consideraron prematuro.

Holger Sültmann cree que existe el riesgo de brindar una falsa sensación de seguridad: "Por muy bueno y avanzado que sea el estudio, una prueba de este tipo siempre implica por supuesto sólo una instantánea. Esto plantea un problema fundamental: ¿cuándo es el mejor momento para realizar este tipo de cribado y con qué frecuencia debe llevarse a cabo?", se preguntó.

Por otro lado, señaló que si se quiere ofrecer una prueba de este tipo a toda la población, también hay que tener en cuenta el tema de los costos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.