Biocombustibles: el kirchnerismo busca avanzar en una nueva ley a pesar de las fuertes críticas de las empresas

Laura Serra
·5  min de lectura
Algunos de los participantes de la reunión virtual por la ley de biocombustibles
Algunos de los participantes de la reunión virtual por la ley de biocombustibles

Pese a las fuertes críticas que expresaron las empresas del sector, el oficialismo en la Cámara de Diputados está decidido a avanzar con un nuevo proyecto de ley de biocombustibles, la cual pretende reemplazar el actual régimen, sancionado en 2006 y que vence el 12 del mes próximo. Con este nuevo marco regulatorio, el oficialismo se propone sepultar la media sanción del Senado –avalada sobre todo por las grandes empresas del rubro-, la cual dispone prorrogar por cuatro años el régimen hoy vigente.

La disputa, que aviva tensiones dentro del Congreso por los millonarios intereses en juego, quedó expuesta durante la primera reunión informativa que convocó la Comisión de Energía y Combustibles, que preside el oficialista Omar Félix. Allí participó una quincena de cámaras empresarias y referentes del sector de los biocombustibles; casi todas las voces escuchadas fueron lapidarias con el proyecto de ley del oficialismo por considerar que es arbitrario, discriminatorio, que tendrá un impacto negativo sobre el medio ambiente y que, a la postre, provocará una caída de la producción y un derrumbe de la actividad.

La iniciativa establece que para el gasoil el corte mínimo de biodiésel debe ser del cinco por ciento (hoy es el 10%), aunque la Secretaría de Energía de la Nación podrá elevarlo o reducirlo hasta un piso del 3%.

Correo Argentino: una auditoría oficial en Austria revela operaciones de Socma que desconocía la Justicia argentina

En el caso de las naftas, el texto establece que deberán “contener un porcentaje mínimo obligatorio de bioetanol de 12% en volumen, medido sobre la cantidad total del producto final”. En este caso, el porcentaje se mantiene igual que hasta ahora.

Sobre este punto, el abastecimiento de los volúmenes de bioetanol mensuales para el cumplimiento de la mezcla mínima obligatoria con nafta será bajo los parámetros de un 6% caña de azúcar y un 6% para el maíz –este último podría verse reducido hasta el 3% si la autoridad de aplicación así lo considera-.

El primer expositor fue José Vicente Porta, de la Cámara de Industrializadores de Granos y Productores de Biocombustibles en Origen (CIGBO). Porta cuestionó, como luego lo hicieron varios de los expositores posteriores, la rebaja en el corte para el biodiesel. “Bajo ningún punto de vista deberíamos dar un paso atrás de lo que ya hemos avanzado (con el actual régimen)”, enfatizó.

Otros expositores

Uno de los expositores más críticos fue Patrick Adam, de la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz). Adam se quejó porque, meses atrás, le acercó al Gobierno un anteproyecto consensuado por el sector, pero “lamentablemente el oficialismo lo ignoró”. “Esta propuesta de ajuste implica un enorme retroceso para toda la Argentina. En esta Argentina devastada por el Covid, no podemos permitirnos que avance un proyecto de inspiración petrolera para que cierren fábricas, aumente el desempleo y perdamos salud y sustentabilidad. Esto es lo que va a suceder si avanza este proyecto que es inconsulto”.

También rechazó la iniciativa Luis Zubizarreta, de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), quien se mostró partidario de avalar la media sanción del Senado o bien considerar el proyecto presentado por el diputado cordobés Carlos Gutiérrez, representante del gobernador cordobés Juan Schiaretti.

“Este proyecto (el del oficialismo) no es el mejor. Por un lado, rebaja los cortes, y en nuestro criterio esa no es la mejor estrategia por varios motivos, pero el más importante de ellos es el impacto ambiental”. En este sentido, alertó que “se va en el sentido contrario de lo que está sucediendo en el mundo”.

Quien tampoco ahorró críticas fue Jorge Jorge Lapeña, del grupo de exSecretarios de Energía de la Nación. “No están dadas las circunstancias para tratar una nueva ley; debería prorrogarse la actual ley por un corto plazo y, en ese período, debatir un proyecto con consensos y fundamentos claros respecto de la transición energética que está planteado en el Acuerdo de París y que han refrendado los presidentes Joe Biden y Alberto Fernández”, sostuvo.

Pocas voces se escucharon, durante la reunión informativa, a favor del proyecto. Entre ellos, la de Juan Carlos Bojanich, de la Cámara de Empresas PyMEs Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB), “Mantiene el espíritu de la ley original que fue un motor para nuestro desarrollo”, sostuvo, y destacó que la iniciativa brinda “la previsibilidad a 14 años”, apunta a “ayudar al cambio climático, con la reducción de emisión de CO2” e invierte “en las economías regionales”.

También se expresaron a favor Federico Pucciariello, de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER), quien sostuvo que este proyecto “es un buen punto de partida” y advirtió que “una nueva prórroga de la actual ley significaría la destrucción de las pyme de Santa Fe”. También Jorge Feijoo, presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), celebró el proyecto. “No hay margen para un nuevo vacío legislativo. Los puntos que nosotros planteamos, entre ellos el corte mínimo allí establecido, están incorporados en el proyecto”.

Graciela Camaño durante el debate por la legalización del aborto
Captura HCDN


Graciela Camaño reclamó que se incorpore al debate el proyecto con media sanción del Senado (Captura HCDN/)

Sobre el final del debate, los diputados de Consenso Federal, Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez, reclamaron al presidente de la comisión que se incorpore al debate el proyecto con media sanción del Senado y la iniciativa presentada por el schiarettista Gutiérrez , mientras que Juntos por el Cambio, en la voz de Jimena Latorre y Omar De Marchi, pidieron que también se incluyan las iniciativas de esa bancada. Félix accedió, aunque confesó que la iniciativa que impulsará el oficialismo no será la media sanción de la Cámara alta, sino la nueva propuesta presentada por su bloque, la cual tiene como ideólogo a Máximo Kirchner.