Biocombustible y dólar, dos factores bajistas para los precios

·3  min de lectura
El etanol de maíz reduce hasta 40% las emisiones
Archivo

Las fuertes liquidaciones efectivizadas por los fondos de inversión en Chicago en las ultimas semanas, tanto en maíz como en soja, vienen “metiendo” presión en las cotizaciones. Sin embargo, ello pareciera tener poco que ver con los fundamentos del mercado.

En tal sentido, es importante interpretar lo que hizo el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en su reporte sobre áreas sembradas difundido a fines del mes pasado. Los operadores esperaban que el organismo incrementara los datos de superficie implantada con maíz en más de un millón de hectáreas (en relación con la previsión de marzo) y con soja, en algo más de 500.000 hectáreas. No obstante, ello no ocurrió. Para el forrajero se adicionaron solo 623.000 hectáreas, al tiempo que para la soja, hubo bajas marginales.

Por otro lado, y más allá que en algunas regiones del medio oeste las últimas lluvias trajeron algo de alivio a zonas que necesitaban imperiosamente aportes hídricos, muchos otros Estados no lograron recibir las tan ansiadas precipitaciones, con el consecuente deterioro de los cultivos. En el caso del maíz, la condición bueno/excelente se ubica algo más del 5 por ciento por debajo de año pasado, mientras que en la soja dicha diferencia supera el 10 por ciento. Pero a pesar de estos guarismos, los rendimientos proyectados por el USDA superan a los del año pasado en ambos casos.

Es agrónomo: se fue a trabajar a Australia y se convirtió en estrella de un deporte de destreza

Por lo comentado previamente y con los cultivos a punto de ingresar en el momento de las definiciones productivas, la “culpa” de las bajas, claramente, se deberían buscar en otro lado.

Y, en este sentido, las informaciones que surgen desde el seno de la Administración de Joe Biden, en cuando a que se “podría considerar” la reducción del uso mandatorio de biocombustibles en el corte con combustibles fósiles, resultó un balde de agua fría para el mercado y una buena excusa para una muy fuerte toma de ganancia por parte de los fondos de inversión.

A modo de ejemplo, los fondos que hace solo algunas semanas mantenían una posición neta comprada de aproximadamente 17 millones de toneladas en soja, actualmente apenas superan los 4 millones. En el caso del forrajero, el pasado 11 de mayo ostentaban una posición neta comprada de casi 40 millones, mientras que actualmente ese nivel apenas supera los 20 millones.

Dólar en alza

Pero no es lo único. La Reserva Federal de los Estados Unidos anunció el pasado 16 de junio que mantendrá las tasas de interés sin cambios y que continuará con su programa de compra de activos por 120.000 millones de dólares al mes. Pero, sobre todo, advirtió que podría comenzar a subir las tasas recién en 2023 a un ritmo mayor al esperado previamente, con dos subas en el año. Ello generó recuperaciones importantes en el valor del dólar, siendo esto también un factor bajista por la menor competitividad en las monedas de otros países.

Por supuesto que el devenir de los precios de los granos estará muy afectado por lo que ocurra con el clima en los Estados Unidos durante este mes y el que viene. Aunque más allá de cualquier suspicacia o especulación, lo importante es reconocer los momentos del mercado y no dudar en realizar coberturas.

El autor es socio de Nóvitas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.