Bills visitan Kansas City en busca de revancha

·5  min de lectura

En enero, los Bills de Buffalo viajaron a Kansas City con el objetivo de obtener su primer boleto al Super Bowl desde 1993 y demostrar que estaban a la altura de Patrick Mahomes y los Chiefs. Salieron con las manos vacías.

La derrota de 38-24 en la final de la Conferencia Americana es un sabor amargo que persiste en la boca de Josh Allen y los Bills, en especial porque durante buena parte del encuentro Buffalo se mostró como un equipo que aún estaba lejos, muy lejos, de competir con un peso completo de la estirpe de los Chiefs.

Las cosas han cambiado.

"Desde luego que odiamos la manera en que terminó el año pasado. Cualquier persona con naturaleza competitiva lo odiaría", dijo el wide receiver Stefon Diggs. “Lo que haremos en el siguiente partido es salir y ejecutar y jugar mejor de lo que jugamos la última vez que los enfrentamos”.

Si los Bills (3-1) mantienen el paso que han mostrado en las primeras cuatro semanas de temporada, no hay motivos para desconfiar de las palabras de Diggs con miras a la visita a los Chiefs (2-2) la noche del domingo.

Luego de una cada vez más inexplicable derrota ante Pittsburgh para iniciar la campaña, Buffalo tiene tres victorias en fila, en las que han superado a la oposición por un total de 118 a 21. De hecho, los Bills llegan como la primera defensiva de la NFL luego de convertirse en el tercer equipo en la historia en obtener dos blanqueadas en los primeros cuatro duelos de la campaña.

Su ofensiva tampoco está tan mal. En sus tres victorias, promedian 39.3 puntos por encuentro, se han reencontrado con un ataque terrestre que promedia 145 yardas por encuentro, quinto de la liga, un año después de ubicarse en el puesto 17 en ese mismo departamento.

Si los números de Buffalo parecen inflados es porque posiblemente lo estén. Después de todo, se han enfrentado a cuatro equipos con récord combinado de 5-11 y a tres quarterbacks que no iniciaron como titulares en sus equipos — Jacoby Brissett, Taylor Heinecke y Davis Mills. Contra Kansas City tendrán su verdadera prueba.

A pesar de sufrir dos derrotas en el primer mes de temporada, las primeras en el mes de septiembre para Mahomes en su carrera, los Chiefs parecen tan peligrosos como siempre. Han anotado al menos 33 puntos en tres de sus cuatro encuentros, Mahomes — con marca de 40-10 como titular — encabeza la liga con 14 pases de touchdown y el wide receiver Tyreek Hill es segundo de la NFL en yardas (453) y recepciones de anotación (4).

“Nuestro objetivo es contenerlos", dijo el coordinador defensivo de los Bills, Leslie Frazier. “No sé si alguien realmente pueda detenerlos”.

Es la novena ocasión en las últimas 10 temporadas que los equipos que protagonizaron la final de la AFC se encuentran la campaña siguiente. En los ocho partidos previos, el ganador del segundo enfrentamiento acudió al Super Bowl en cinco ocasiones y se coronó en cuatro. Las apuestas son altas.

___

PACKERS (3-1) en CINCINNATI (3-1)

Al inicio de la temporada, la gran mayoría pronosticaba que Aaron Rodgers y Green Bay estuvieran en comando de su división. Muy pocos, sin embargo, habrían puesto su dinero en los Bengals como líderes.

Y, sin embargo, ahí están los Bengals — al frente del Norte de la AFC — de la mano de Joe Burrow y una defensiva que no ha concedido más de 24 puntos en ningún encuentro esta campaña. El domingo ambos estarán a prueba cuando reciban a Aaron Rodgers y los Packers que buscan su cuarta victoria consecutiva.

Cincinnati llega al juego como la séptima mejor defensiva de la NFL en parte gracias a un calendario accesible. El domingo podrá despejar las dudas ante unos Packers que tienen casi 30 puntos por encuentro en las últimas tres semanas.

También será la oportunidad de ver un duelo generacional con muchas similitudes. Al menos en el papel.

En sus primeros 14 inicios en la NFL, Burrow tiene cinco triunfos, 22 pases de touchdown y 3.676 yardas. Rodgers comenzó sus primeros 14 partidos como titular en la liga con cinco victorias, 23 envíos de anotación y 3.470 yardas. Sin embargo, los dos quarterbacks saben que al final del día el único número que importa está en la columna de triunfos.

___

La quinta semana comenzó el jueves, con la victoria de los Rams de Los Ángeles por 26-17 sobre los Seahawks de Seattle. Matthew Stafford lanzó para 365 yardas y un touchdown por los Rams (4-1), mientras que Seattle (2-3) perdió a Russell Wilson por una lesión en un dedo.

La acción continúa el domingo con los siguientes encuentros: Jets (1-3) contra Falcons (1-3) en Londres; Eagles (1-3) en Carolina (3-1); Patriots (1-3) en Houston (1-3); Titans (2-2) en Jacksonville (0-4); Lions (0-4) en Minnesota (1-3); Broncos (3-1) en Pittsburgh (1-3); Dolphins (1-3) en Tampa Bay (3-1); Saints (2-2) en Washington (2-2); Browns (3-1) en Los Ángeles Chargers (3-1); Bears (2-2) en Las Vegas (3-1); 49ers (2-2) en Arizona (4-0); y Giants (1-3) en Dallas (3-1).

La jornada concluye el lunes por la noche con la visita de los Colts (1-3) a Baltimore (3-1) ante unos Ravens que buscan su cuarta victoria en fila y de paso romper el récord de 43 juegos seguidos con al menos 100 yardas.

___

El periodista de The Associated Press John Wawrow contribuyó con este despacho desde Orchard Park, Nueva York.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.