Nuevos billetes venezolanos comienzan a circular a cuentagotas en medio de hiperinflación

·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO-El asistente de un conductor de autobús cuenta un fajo de billetes de Bolívar en una parada de autobús frente a la estación de metro Antimano en Caracas, Venezuela.

CARACAS, 16 mar (Reuters) - Nuevos billetes de una denominación más alta comenzaron a circular esporádicamente en Venezuela esta semana, parte de un intento del gobierno de atender la crisis de efectivo, cuando persisten la hiperinflación y la prolongada recesión del país sudamericano.

Billetes de 200.000 bolívares y 500.000 bolívares, equivalentes a 10 y 27 centavos de dólar al tipo de cambio que estima el Banco Central, fueron distribuidos a los bancos desde el lunes, según testigos Reuters. El emisor venezolano este mes anunció que también considera emitir la denominación de 1 millón de bolívares, que representa medio dólar.

Hasta la semana pasada el billete más alto era de 50.000 bolívares. Con una inflación de 2.665% anual, se ha agudizado la escasez de efectivo y economistas han señalado que crear nuevos billetes es una medida insuficiente para paliar los altos precios de bienes y servicios.

"Estos billetes en unos meses ya no valdrán nada porque en este país los precios suben muy rápido", dijo Rafael Álvarez, un trabajador del sector salud al salir de una oficina bancaria y que en su mano llevaba un billete de 200.000 bolívares y cuatro de 50.000 bolívares, el equivalente a 0,2 centavos de dólar.

En Venezuela, la crisis de efectivo ha llevado a las autoridades a presionar a los bancos locales para acelerar medios digitales de cancelación, pero el plan, denominado por el presidente Nicolás Maduro "bolívar digital", no van tan rápido.

Los bolívares en efectivo dejaron de emplearse en compras de rutina y tres cuartas partes del papel moneda que circula en el país se usa para cancelar el transporte público. En ocasiones, muchos recurren a sus divisas para pagos en comercios y farmacias, en una dolarización informal de la economía, pero las denominaciones menores a 20 dólares también escasean.

"Estos billetes nuevos no resuelven la crisis de efectivo, se van en pagar el transporte público", dijo Evelyn Mendoza, una cocinera de 47 años, mientras estaba en una larga fila frente a una oficina bancaria en el sur de Caracas.

Los venezolanos esta semana han podido retirar un máximo de 500.000 bolívares en las oficinas bancarias.

"El jueves voy otra vez al banco a retirar más dinero", agregó Mendoza quien trabaja tres días a la semana en una fundación y cuando acude a su oficina gasta en promedio 1 millón de bolívares en el pago del transporte.

El gobierno mantiene un régimen de cuarentena por el COVID-19 que permite que las oficinas bancarias abran una semana sí y otra no. Muchos venezolanos acuden esos cinco días seguidos a los bancos a buscar bolívares en efectivo.

El Banco Central no respondió a solicitudes de comentarios sobre la distribución de los billetes.

(Reporte de Mayela Armas. Editado por Vivian Sequera.)