Bill Cosby no se quiere bañar en prisión por miedo al Covid-19

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 23 (EL UNIVERSAL).- Fue en septiembre de 2018 cuando el comediante Bill Cosby pasó su primera noche en prisión, pero hoy después de dos años, la situación es diferente debido a la pandemia del coronavirus, misma a la que ha tenido mucho miedo el antes conocido como "Papá de América", por lo que ha decidido dejar de ducharse.

El actor aseguró que se ha negado a tomar la ducha y mejor ha tomado la decisión de lavarse en su celda, pues sería la mejor manera de estar seguro y sano, además que de esa forma se expone en menor cantidad a un contagio. De acuerdo con el Daily Mail, Cosby está encerrado 20 horas al día en una prisión de Pensilvania, la cual ha tenido un brote de coronavirus, por lo que le hacen pruebas para detectar el SARS-CoV-2.

Aunado a lo anterior, Bill Cosby, de 83 años, aseguró al tabloide que tiene mucha confianza y esperanza de que su último intento para anular su condena tenga éxito. Como se indicó a inicios de mes, la celebridad ha cumplido más de dos años de su sentencia de entre tres y 10 años en prisión por drogar y abusar de una mujer a la que conoció a través del programa de baloncesto de su alma mater, la Universidad de Temple.

Las cortes han luchado por años con decisiones sobre cuándo debería permitirse que otras acusadoras rindan declaración en casos penales. La Corte Suprema de Pensilvania parece deseosa de abordar el asunto.

Según reportó The New York Post, docenas de mujeres han hecho acusaciones similares por separado, aunque Bill Cosby ha negado haber cometido algún delito. Hasta el momento la Corte Suprema de Pensilvania no se ha pronunciado sobre la apelación. Los abogados del astro han argumentado que el veredicto debería ser estimado porque sufrió un gran prejuicio a lo largo del caso.