Los Big Mac se siguen vendiendo en Rusia pese a la salida de McDonald's

·2  min de lectura
El logo de McDonald’s está cubierto con tela en un restaurante en San Petersburgo

16 jun (Reuters) - Los Big Mac siguen a la venta en algunas de las franquicias de McDonald Corp. en Rusia, pese a que la mayoría de sus locales volvieron a abrir el domingo bajo una nueva marca y propiedad.

McDonald's vendió en mayo la mayoría de sus 850 restaurantes en Rusia a uno de sus concesionarios locales. Algunos reabrieron el domingo bajo el nuevo nombre de Vkusno & tochka, o "Sabroso y ya está", ofreciendo un nuevo menú sin la hamburguesa insignia.

No obstante, otras franquicias mantuvieron sus locales abiertos, vendiendo auténticas comidas de McDonald's en restaurantes adornados con la marca McDonald's apenas disimulada.

Su persistente presencia pone de manifiesto los retos a los que se enfrentan las empresas occidentales para salir por completo del mercado ruso tras las acciones de Moscú en Ucrania.

El nombre y el logotipo de McDonald's estaban cubiertos con una tela blanca y transparente en las estaciones de tren de Moscú y San Petersburgo, y la Big Mac estaba disponible, aunque rebautizada como "Bolshoi Burger" o "Gran Hamburguesa".

En la estación Leningradskiy de Moscú y en la Finlandskiy de San Petersburgo, las bolsas de comida para llevar seguían llevando los logotipos de McDonald's y la marca de la empresa estadounidense seguía siendo visible en otros envases y menús electrónicos.

Su rival Burger King dejó de prestar apoyo corporativo a sus locales en Rusia en marzo, pero los restaurantes siguen abiertos y prosperando en lugares como el centro de Moscú. Burger King ha tenido problemas para romper un complejo acuerdo de franquicia.

Una franquicia, Rosinter Restaurants, mantendrá sus locales en aeropuertos y estaciones de tren de Moscú y San Petersburgo hasta 2023, alegando que tiene un "acuerdo único" con la firma estadounidense, informó TASS la semana pasada.

Aunque el Big Mac ha sido retirado del menú en los locales de Rosinter, en San Petersburgo era posible pedir uno. Lo mismo ocurre con los refrescos. El restaurante solo vendía productos de Coca-Cola en botella.

La compañía suspendió sus ventas en Rusia y el embotellador y distribuidor, Coca-Cola HBC y sus clientes actuales en Rusia están "en proceso de agotar las existencias", dijo la firma en un comunicado. Una vez completado ese proceso, Coca-Cola HBC "dejará de producir o vender" Coca-Cola o sus otras marcas en Rusia, señaló.

El Big Mac era servido en una caja de "Pollo Premier" y parecía carecer de la salsa característica. La gerente del local, Valentina, sonrió y respondió "todo está cambiando" al ser preguntada por las alteraciones frente al original.

Rosinter dijo que se enfrenta a problemas de entrega debido a interrupciones en la cadena de suministro. "Se trata de un problema temporal que se resolverá cuando se normalice la situación logística", indicó.

(Reporte de Reuters; reporte adicional de Hilary Russ y Jessica DiNapoli; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.