Videoarbitraje: justicia para el ganador pero asesino de la emoción

Un experto controla el sistema de videoarbitraje antes del partido amistoso entre Francia y España, el 28 de enero de 2017 en el estadio Stade de France de París (AFP | FRANCK FIFE)

El recurso experimental al videoarbitraje el miércoles en el partido amistoso que España ganó a Francia 2-0 permitió impartir "justicia" para los hombres de la Roja, mientras para los Bleus, la tecnología "mata" un poco la emoción.

"El videoarbitraje ha hecho justicia", aseguró el seleccionador español, Julen Lopetegui, nada más acabar el partido, apoyado por su homólogo francés, Didiers Deschamps.

"Si permite corregir errores como fue el caso, incluso aunque fuera en perjuicio nuestro como fue el caso, me parece bien para la equidad deportiva", afirmó Deschamps.

El árbitro alemán Felix Zwayer consultó con su asistente de vídeo para anular un gol a Antoine Griezmann porque Layvin Kurzawa, estaba en fuera de juego cuando inició la jugada, aunque el linier no señaló la acción.

Después, volvió a recurrir al VAR para dar por bueno el segundo gol de España, anulando el fuera de juego que se le había señalado a Gerard Deulofeu.

"La tecnología ayuda al fútbol. Son importantes las medidas que ayudan al fútbol. Hoy nos han venido bien, pero también será así cuando vengan en nuestra contra. Es algo muy bueno", dijo el central español, Sergio Ramos.

Pero, si las imágenes no dejan lugar a duda para solucionar jugadas problemáticas, hay quien juzga que también servirán para quitarle emoción y sentimiento al fútbol.

- Momento de suspense -

Algunos temen que la celebración y alegría por el gol se diluya cuando haya que esperar a una decisión arbitral, que como en el caso del miércoles, llega decenas de segundos después de que el balón a traspasado la línea de gol.

En la primera acción, Griezmann y sus compañeros ya habían mostrado toda su alegría, antes de cambiar la sonrisa por la decepción.

"No desestabiliza, pero fastidia porque tienes que esperar para celebrar el gol", comentó el delantero francés, mientras para su compañero Kevin Gameiro "rompe un poco la belleza del partido".

Los cerca de 80.000 espectadores del Stade de France se vieron por un momento inmersos en la incertidumbre, ya que sin acceso a una repetición, tuvieron que intuir por los gestos del árbitro, haciendo la señal de una pantalla o acercando la mano a su auricular, que recurría a la asistencia por vídeo.

"Por un momento hay suspense, con decisiones para saber si lo es o no lo es. Es necesario", consideró el barcelonista Gerard Piqué, insistiendo en que "seguro que va a ir mejor, yo lo veo muy claro".

Igual de convencido con esta tecnología se mostró este miércoles el presidente de la Liga español, Javier Tebas, para el que el VAR "es imparable".

"Lo que muchas veces hay que analizar es el bien jurídico a proteger, si el bien jurídico a proteger es la equidad de la competición, si el bien jurídico es que no haya injusticias o no haya equivocaciones en los terrenos de juego, bienvenido sea el VAR", añadió Tebas en una rueda de prensa.

El primer recurso a la tecnología fue para ver si un balón traspasaba la línea de gol, que tuvo ya una influencia en un partido del Mundial de 2014. Pero, este sistema es inmediato y no está sujeto a interpretación como el vídeo.

- 'Juego más honesto' -

"Los partidarios del vídeo salieron reforzados porque las decisiones fueron correctas y rápidas, pero me gustaría ver eso en situaciones más complicadas donde las imágenes están sujetas a interpretación", recordó el exárbitro francés Bruno Derrien.

El Ifab, el organismo que gestiona las reglas del fútbol, autorizó en marzo de 2016 la experimentación con el vídeo hasta marzo de 2018, limitada a cuatro casos: tras un gol marcado, para una situación de penal, para una tarjeta roja directa o para corregir un error de identidad de un jugador sancionado.

"Técnicamente fue una prueba realizada por la Federación Francesa con el acuerdo de la Ifab, no fue un test FIFA", señaló sobre el Francia-España a la AFP el secretario general de la federación internacional Zvonimir Boban.

"Estamos muy contentos de que haya salido bien. Habrá otros y puede que no sean tan positivos. Pero se demostró de nuevo que la utilización del vídeo hará al juego más honesto y este es nuestro último objetivo", añadió el exjugador croata.