Bienes personales: críticas internas y pases de factura en Juntos por el Cambio tras perder la votación en Diputados

·5  min de lectura
Los principales referentes de la bancada de Juntos por el Cambio en el recinto de la Cámara baja
Fabián Marelli

El faltazo de tres diputados de Juntos por el Cambio a la sesión especial que convocó la oposición para debatir la actualización del mínimo no imponible del impuesto a los bienes personalesque finalizó con un triunfo del oficialismo por apenas un voto– desató un fuerte debate interno y pases de factura entre los socios de la coalición. La atomización del espacio y la falta de coordinación interna conspiró en la derrota opositora a la hora de votar el proyecto, admiten puertas adentro de la alianza.

De haber estado presentes aquellos tres diputados -dos de ellos de viaje y una tercera con Covid-, el oficialismo no habría podido imponer su dictamen que, además de contemplar la suba del mínimo no imponible de bienes personales, propone gravar con mayores alícuotas los grandes patrimonios y los bienes en el exterior. La oposición rechazaba esta inclusión, pero perdió por un voto.

El diputado de Juntos por el Cambio que faltó a la sesión se justificó: “No estoy en condiciones de tomarme un avión privado para llegar”

“Hubo ingenuidad por no haber garantizado hasta el último minuto quiénes estaban dispuestos a apoyarnos y quiénes no. Si no teníamos asegurado el número, tendríamos que haber postergado una semana la sesión. Ni siquiera llegamos a reunir el quorum en el recinto, siendo que la sesión había sido convocada por nosotros; tuvo que sentarse el oficialismo para arrancar el debate. Y es imperdonable que dos de los tres diputados hayan viajado al exterior a sabiendas de que diciembre iba a ser un mes muy caliente en el Congreso”, reprochaba un importante dirigente de la coalición opositora.

Fue un papelón, liso y llano. Tenemos que organizarnos rápidamente, hay mucho amateurismo con la llegada de los nuevos diputados y, encima, muchos se creen caciques. No hay conducción, falta un liderazgo claro y eso se notó en las últimas dos sesiones”, agregaba, con evidente fastidio, un diputado de Pro.

Lo sucedido en la Cámara de Diputados encendió las luces de alarma en la mesa nacional de Juntos por el Cambio, que se reunirá este lunes para definir el nuevo diseño de la conducción ampliada de la coalición.

Gabriela Brouwer de Koning, Álvaro González y Camila Crescimbeni
Gabriela Brouwer de Koning, Álvaro González y Camila Crescimbeni


Gabriela Brouwer de Koning, Álvaro González y Camila Crescimbeni

“Nuestra intención es que esa mesa ampliada imparta ciertas pautas de coordinación legislativa. No puede ser que, por ejemplo, Ricardo López Murphy haya dicho por las suyas que no había que dar quorum en la sesión sobre presupuesto. Él forma parte de un interbloque y la postura era otra”, recriminó uno de sus colegas.

Esta falta de coordinación interna ya se había visto durante la discusión del presupuesto 2022; mientras el ala dura de la coalición insistía con el rechazo liso y llano del proyecto, los moderados proponían como salida la abstención o que el proyecto sea revisado nuevamente en la comisión. Entre desconfianzas y recelos mutuos, algunos diputados del espacio aprovecharon la confusión reinante para negociar con el oficialismo alguna tajada presupuestaria. Si finalmente imperó el rechazo al proyecto fue por el destemplado discurso final de Máximo Kirchner.

La jefatura del interbloque

Semejante desmadre interno obedece a que la bancada quedó atomizada en diez bloques con la asunción de los nuevos diputados y todavía no se definió la jefatura de todo ese espacio. Son tales las diferencias internas que se postergó esta decisión para el año próximo. Hasta el 10 de diciembre pasado ese cargo era ejercido por Mario Negri, jefe del radicalismo. Sin embargo, el cordobés –que acaba de sufrir la ruptura de su bancada con la salida de 12 diputados que responden a Martín Lousteau–, no estaría dispuesto a repetir la experiencia.

Otro de los nombres que se mencionan es el de Cristian Ritondo, jefe de Pro. Él comanda el bloque más numeroso dentro del espacio opositor. Sin embargo, Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, lo vetó: desconfía de su relación con Sergio Massa. El flamante jefe de la UCR, el gobernador Gerardo Morales, propone que el cargo sea para un representante de Evolución Radical. Es la prenda de paz que le ofrece a Lousteau tras haber acordado con él la nueva conformación de la mesa nacional del partido, la semana pasada.

Mario Negri y Cristian Ritondo
Ignacio Sánchez


Mario Negri y Cristian Ritondo (Ignacio Sánchez/)

Sin embargo, ni Pro ni el radicalismo confían demasiado en Lousteau ni en sus huestes. Aún menos Carrió. Para peor, el senador porteño exacerbó los ánimos internos al criticar la actuación de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados en la votación del proyecto sobre bienes personales.

“Hace rato que no había un Congreso tan parejo. Hay que tomar nota que el Congreso está parejo y que cualquier error genera estas consecuencias. Se podría haber dado vuelta la historia de esta votación”, enfatizó el legislador en declaraciones a LN+.

Martín Lousteau y Gerardo Morales en la convención de la UCR
Gerardo Viercovich


Martín Lousteau y Gerardo Morales en la convención de la UCR (Gerardo Viercovich/)

Lousteau eludió decir en su crítica que una de las ausentes pertenece a su espacio Evolución Radical: se trata de la diputada cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, de viaje familiar en Miami. “Martín es un caradura”, se le escuchó decir a un diputado del ala dura de Pro.

Máximo Kirchner, derrota y victoria cristinista

El otro ausente por viaje es Álvaro González, un hombre del riñón de Horacio Rodríguez Larreta. González pidió licencia el 9 de diciembre pasado para viajar a Alemania al casamiento de su hija. “No es justificativo para no estar presente. Sos un diputado de la Nación y eso implica muchas veces tener que postergar las cuestiones personales”, asestó un diputado cercano a Patricia Bullrich, jefa de Pro y rival de Larreta por el liderazgo del espacio.

Lo cierto es que, más allá de la falta de coordinación interna, no todos vieron el vaso medio vacío tras la sesión de anteayer. “El objetivo de Juntos por el Cambio se cumplió: evitamos que medio millón de contribuyentes paguen más por el impuesto a los bienes personales como pretendía el Gobierno”, enfatizaba ayer Negri. En el mismo sentido se expresó Silvia Lospennato, diputada de Pro e ideóloga de la convocatoria a la sesión especial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.