Bielorrusia trabaja para que los migrantes "vuelvan" a sus países, dice Lukashenko

·2  min de lectura
Alexander Lukashenko habla durante una rueda de prensa con el presidente ruso, Vladimir Putin, tras una reunión que mantuvieron el 9 de septiembre de 2021 en Moscú (AFP/Shamil Zhumatov)

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo este lunes que su país estaba trabajando en la repatriación de los migrantes, en su mayoría procedentes de Oriente Medio, bloqueados en la frontera de Bielorrusia con Polonia.

"Se está trabajando activamente en esta zona para convencer a la gente: por favor, vuelvan a casa. Pero nadie quiere volver", dijo Lukashenko, citado por la agencia estatal de noticias Belta.

También dijo que Bielorrusia podía transportar a los migrantes hacia Alemania con la ayuda de su aerolínea estatal Belavia, si Polonia no abría un "corredor humanitario".

"Si es necesario, los mandaremos a Múnich con nuestros propios aviones", dijo Lukashenko.

El presidente bielorruso también aseguró que el país no quería un conflicto en su frontera con Polonia.

La Unión Europea prepara sanciones contra Minsk por esta cuestión.

"Quisiera subrayarlo, no queremos ningún conflicto en nuestra frontera. Sería completamente perjudicial para nosotros", dijo Lukashenko citado por la agencia Belta, acusando en paralelo a Polonia de "tener necesidad" de esta crisis a raíz de sus "problemas internos" y tensiones con sus socios de la Unión Europea.

Cientos de inmigrantes llevan meses intentando cruzar desde Bielorrusia a Polonia, país miembro de la UE. Las tensiones se dispararon la semana pasada cuando los esfuerzos coordinados para cruzar se toparon con los guardias fronterizos polacos.

Los occidentales acusan al régimen de Alexander Lukashenko de organizar deliberadamente esta crisis, alentando a los migrantes a dirigirse a la Unión Europea en represalia por las sanciones.

Estas sanciones fueron impuestas por la UE tras la represión a los opositores al régimen de Lukashenko, quien gobierna al país desde hace casi 30 años. Otra de las razones fue la decisión de Lukashenko de forzar el aterrizaje de un vuelo de Ryanair a principios de año para detener a un activista.

El domingo, la compañía aérea bielorrusa Belavia anunció que sirios, iraquíes, afganos y yemeníes ya no podrán volar desde Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, a Bielorrusia.

La medida se tomó apenas unos días después de que Belavia, a petición de Ankara, prohibiera también la entrada a Bielorrusia de sirios, iraquíes y yemeníes de vuelos procedentes de Turquía.

alf/rco/pz/mar/zm/sag/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.