Bielorrusia cataloga a diario bielorruso como extremista

·2  min de lectura

KIEV, Ucrania (AP) — ​​El periódico más antiguo de Bielorrusia fue vetado el martes en su 115to aniversario. Se trata de una nueva medida de represión del gobierno contra los medios de comunicación independientes en la antigua nación soviética.

El diario Nasha Niva ha sido declarado ilegal al ser considerado extremista por el Tribunal del Distrito Central de Minsk, que actuó a petición del Ministerio de Información.

La sentencia condenará, con penas de hasta siete años de prisión, a quienes publiquen o difundan material de Nasha Niva.

En julio, las autoridades bielorrusas bloquearon la edición en línea del periódico y detuvieron a su editor en jefe, Yahor Martsinovich, y al periodista Andrey Skurko, que siguen bajo arresto.

En total, 29 periodistas bielorrusos están detenidos, cumpliendo sus condenas o en espera de juicio.

La mayoría de los demás periodistas de Nasha Niva han abandonado el país y continúan publicando el periódico en internet, cambiando su dominio para eludir el bloqueo.

“Las autoridades siguen destruyendo los medios de comunicación independientes de Bielorrusia, llamando a todos extremistas”, declaró Andrei Bastunets, director de la Asociación Bielorrusa de Periodistas. “La situación en Bielorrusia es peor que en Cuba o Irán, y se está acercando a los estándares de Corea del Norte”.

Señaló que Nasha Niva se menciona con frecuencia en los libros de texto escolares como parte del patrimonio nacional, y añadió que no está claro cómo las autoridades bielorrusas manejarán la situación después de proscribirlo.

Nasha Niva cubrió con detalle las protestas masivas contra el gobierno que estallaron el año pasado después de que el presidente Alexander Lukashenko consiguiera su sexto mandato tras las elecciones presidenciales de agosto de 2020, que la oposición y Occidente calificaron de amañadas.

En respuesta, las autoridades bielorrusas emprendieron una campaña de represión que supuso la detención de más de 35.000 personas y golpizas por parte de la policía a miles más.

Este mes, las tensiones se dispararon en la frontera de Bielorrusia con Polonia por la afluencia de inmigrantes. La Unión Europea acusa al gobierno de Lukashenko de orquestar el aumento de la migración en su franja oriental como un “ataque híbrido” en represalia por las sanciones impuestas por el bloque a Bielorrusia tras la represión de los manifestantes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.