Con Biden ‘no habrá vuelta atrás’ en las relaciones de EU y China, dice analista de seguridad

John Feng
·4  min de lectura

En las relaciones entre Estados Unidos y China “no habrá vuelta atrás” aún si el presidente electo Joe Biden probablemente busque la cooperación con Beijing en ciertos temas, señaló este lunes un analista de seguridad de alto nivel de Taiwán.

Su Tzu-yun, miembro de alto nivel del Instituto para la Investigación sobre la Defensa y la Seguridad, indicó que Taipéi podría estar seguro de obtener un “consenso de Taiwán” por parte de ambos partidos en el Congreso.

En un seminario organizado por el Instituto de Investigación sobre Política Nacional, un grupo local de analistas, Su y otros líderes de pensamiento estuvieron de acuerdo en que un gobierno de Biden seguiría tratando de contener “el expansionismo chino”.

“El consenso bipartidista sobre Taiwán reconocido por los partidos Republicano y Demócrata no cambiará”, afirmó Su y añadió: “El período post-Trump o pre-Biden seguirá un camino predecible”.

Lee más: Ni con Trump ni con Biden: China no prevé un fin del conflicto

Con base en la política exterior estadounidense del expresidente Barack Obama, es probable que Biden continúe con una versión de la estrategia del “pivote hacia Asia”, que también fue seguida por el gobierno de Trump, afirmó Su. Sin embargo, las tácticas del presidente electo serán menos agresivas.

“Los esfuerzos estadounidenses de contener a China no cambiarán porque aún existen problemas como el comercio, la tecnología y la seguridad militar”, dijo.

“En un ensayo escrito como un manifiesto y publicado en Foreign Affairs a principios de este año, Biden ya había identificado a China como un importante desafío”, añadió Su. “Solo hay una forma de manejar un desafío como este. Es trabajar juntos con aliados y socios para resistir la conducta intimidatoria y los abusos a los derechos humanos de China”.

Señaló que Biden seguirá compitiendo con China en temas tradicionales como los relacionados con aspectos militares y de seguridad, pero buscará la cooperación con Beijing en temas no tradicionales como el cambio climático.

“Las relaciones entre Estados Unidos y China han sido sometidas a un cambio estructural”, observó Su. “No hay vuelta atrás”.

El investigador de alto nivel en seguridad nacional señaló que esperaba que el gobierno de Biden tuviera un enfoque multilateral a la política exterior que fuera congruente con el Partido Demócrata. Esto incluiría una mayor cooperación naval en la región Asia-Pacífico, así como un trabajo continuado con las naciones del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral y con la alianza de inteligencia de los Cinco Ojos, integrada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos.

Entérate: El Partido Comunista de China busca influir en EU… y no solo en las elecciones

También espera que continúe la venta de armas entre Taipéi y Washington.

“Si Biden llega a la Casa Blanca, no creo que cambie la venta de armas a Taiwán”, señaló Su. “Las ventas anunciadas por el gobierno de Trump no cambiarán, y las ventas futuras realizadas por el gobierno de Biden tampoco se reducirán en cantidad ni en calidad”.

Sin embargo, durante el seminario, Su señaló la importancia de las propias capacidades defensivas de Taiwán.

“Lo más importante de todo es que no podemos seguir dependiendo de la buena voluntad de otros. Debemos depender de nuestra propia capacidad”, dijo el experto.

Las relaciones entre China y Estados Unidos se han sometido a un cambio estructural. No hay vuelta atrás.

Añadió: “Desde el punto de vista estratégico, las relaciones a ambos lados del estrecho están ligadas, desde luego, a relaciones más amplias en la región Asia-Pacífico. En estas circunstancias, Taiwán debe encontrar un equilibrio.

“Es posible que no podamos realizar ningún cambio fundamental a esta estructura, pero por lo menos, podemos realizar un trabajo importante en la defensa de nuestra pequeña nación”.

Incertidumbre poselectoral

La relación futura, aparentemente indefinida, de Taiwán con Washington actualmente es la principal prioridad en el programa de los líderes locales de pensamiento y de los panelistas de los talk shows sobre política.

Te puede interesar: Trump buscó tratos, abrió cuenta y hasta pagó impuestos en China, exhibe reporte

Incluso antes de que se hubiera declarado ganador al ex vicepresidente, la lideresa de Taiwán Tsai Ing-wen ya había publicado una declaración con la esperanza de tranquilizar a sus electores que estaban a favor de Trump. Les garantizó que podía trabajar con cualquiera de los dos candidatos.

Muchos de los 23 millones de habitantes de la isla no están seguros de que un gobierno de Biden seguiría apoyando a Taiwán en su enfrentamiento con China, y de si adoptaría una línea dura con respecto a Beijing como lo hizo el presidente Donald Trump.

En una encuesta realizada después del día de la elección por la Asia-Pacific Elite Interchange Association en Taiwán, 22.7 por ciento de los encuestados señalaron que creían que las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán se deteriorarían en el gobierno de Biden, pero 52.8 sentía que la relación permanecería sin cambios.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek