Los Biden visitan el memorial de Uvalde y dejan flores en la escena del tiroteo en la escuela

·2  min de lectura

El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden llegaron a Uvalde, Texas, y visitaron un memorial afuera de la escuela, donde un tiroteo mortal dejó casi dos docenas de estudiantes de primaria muertos la semana pasada.

El viaje del presidente al pequeño pueblo de Texas no fue el primero al lugar de la tragedia. En 2013, unos meses después de la masacre en la escuela primaria Sandy Hook, el entonces vicepresidente hizo declaraciones en una convención para abordar la violencia armada cerca del lugar del ataque en Newtown, Connecticut.

Se espera que Biden se reúna con las familias de las víctimas del tiroteo el domingo, así como con los líderes de la comunidad local. Las fotos mostraban a la pareja en un extenso memorial improvisado para las víctimas en el lugar, donde se le unieron líderes del gobierno estatal y local, incluido el gobernador Greg Abbott, un republicano y feroz crítico de su administración. También se reunieron con el director y el superintendente escolar en Uvalde, aunque su conversación no se hizo pública.

“El presidente y la primera dama creen que es importante mostrar su apoyo a la comunidad durante este momento devastador y acompañar a las familias de las víctimas”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en una rueda de prensa la semana pasada.

Sigue las últimas actualizaciones sobre el tiroteo masivo de Uvalde

Los Biden llegaron entre aplausos de una multitud reunida de lugareños, según los informes del grupo, y caminaron por el memorial mientras se detenían para ver fotos individuales. En un momento, el presidente fue visto limpiándose una lágrima.

Justo antes del mediodía, la pareja se dirigió a una iglesia local, la Iglesia Católica del Sagrado Corazón, donde asistieron a misa. No se esperaba que Biden —quien fue recibido por el arzobispo Gustavo García-Siller, según un portavoz de la Casa Blanca— hablara en la iglesia.

El presidente habló con un manifestante que le gritó “¡Hagan algo!” al salir de la iglesia, y le respondió lo suficientemente alto para que la multitud lo escuchara: “Lo haremos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.