Biden es recibido como un viejo amigo en Israel en el inicio de su gira por Oriente Medio

·2  min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, parte para su primer viaje como presidente a Oriente Medio, donde visitará Israel, la Cisjordania ocupada y Arabia Saudita, en la Base Conjunta Andrews, Maryland, Estados Unidos

Por Steve Holland

TEL AVIV, 13 jul (Reuters) -El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegó el miércoles a Israel, que lo acogió como a un viejo amigo en la primera etapa de un viaje de alto perfil dominado por los esfuerzos para acercarse a Arabia Saudita y persuadir a los aliados de Washington en el Golfo para que bombeen más petróleo.

Al aterrizar en el aeropuerto Ben Gurion, Biden chocó los puños con el primer ministro israelí, Yair Lapid, y con el presidente, Isaac Herzog, y en un discurso describió la conexión entre ambas naciones como "profunda".

"No hace falta ser judío para ser sionista", añadió Biden, expresando su respaldo a la ideología que sustenta la fundación de Israel en tierras con antiguas raíces judías y que es profundamente resentida por muchos palestinos.

Biden también reiteró el deseo de Estados Unidos de que se lleven a cabo negociaciones, estancadas desde 2014, para crear un Estado palestino en el territorio ocupado por Israel, y calificó esta solución de dos Estados como "la mejor esperanza" para ambos pueblos.

Israel ha sorteado con cuidado las disputas con Washington sobre la diplomacia nuclear iraní y las negociaciones sobre la creación de un Estado palestino, que llevan mucho tiempo estancadas.

"Su relación con Israel siempre ha sido personal", dijo Lapid, calificando a Biden de "uno de los mejores amigos que Israel ha conocido".

Biden pasará dos días en Jerusalén antes de reunirse con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, el viernes en el territorio ocupado de Cisjordania. Luego volará a Yeda, Arabia Saudita —algo inédito para un mandatario estadounidense—, con el fin de mantener conversaciones con responsables saudíes y asistir a una cumbre de aliados del golfo Pérsico.

Responsables estadounidenses afirman que el viaje —el primero de Biden a Oriente Medio como presidente— podría dar más pasos hacia la normalización entre Israel y Arabia Saudita, enemigos históricos, pero también dos de los aliados más fuertes de Estados Unidos en la turbulenta región.

El viaje de Biden tiene como objetivo promover la estabilidad regional, profundizar la integración de Israel en la región y contrarrestar la influencia iraní y la agresión de Rusia y China.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, dijo Washington quiere que se reabra un consulado en Jerusalén cerrado bajo el mando de Donald Trump. El consulado había dado servicio a los palestinos, que quieren que Jerusalén Este sea la capital de un futuro Estado.

"Obviamente, eso requiere un compromiso con el Gobierno israelí. También requiere un compromiso con los dirigentes palestinos. Y continuaremos ese compromiso en este viaje", dijo Sullivan a periodistas a bordo del Air Force 1.

Wasel Abu Youssef, miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), respondió: "Es mucho ruido y pocas nueces".

(Información adicional de Matt Spetalnick, Maayan Lubell, Dan Williams, Nidal al-Mughrabi y Arshad Mohammed; editado en español por Benjamín Mejías Valencia y Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.