Biden y Trump preguntan a los votantes si "están mejor" que hace 4 años. Es complicado

El presidente Joe Biden desciende del avión presidencial el miércoles 20 de marzo de 2024, en el Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth. (AP Foto/Jacquelyn Martin)

HOUSTON (AP) — “¿Estás mejor que hace cuatro años?”. Los votantes rara vez habían tenido tantos problemas para responder a esa pregunta.

El expresidente Donald Trump escribió esa pregunta en mayúsculas el lunes en una publicación en su plataforma Truth Social. El presidente Joe Biden preguntó lo mismo tres veces a lo largo de la semana, durante sus tres eventos de recaudación de fondos en Texas, los cuales pusieron fin a su gira por el suroeste del país.

Cada uno de los candidatos espera que la respuesta sea a su favor. Pero el veredicto bien podría depender de si las personas se ponen a pensar en la pandemia del COVID-19, el estado de sus bolsillos o en alguna sensación más amplia de bienestar.

Hace cuatro años, el país se encontraba inmerso en un confinamiento nacional debido a la pandemia, con un creciente índice de desempleo y un mercado bursátil tambaleante. Ahora, los virtuales candidatos de ambos partidos se enfilan a un nuevo enfrentamiento, pero ahora el virus es sólo un recuerdo traumático para la mayoría de los estadounidenses, los mercados van en alza y el desempleo se ubica en o cerca de mínimos históricos.

Si el manejo de una pandemia que se vive una vez cada 100 años definió la contienda presidencial de 2020, ahora parece que los votantes tienen otras cuestiones en mente mientras sopesan sus opciones para 2024.

“Hablando de Donald Trump, hace unos días hizo la famosa pregunta en uno de sus eventos: ‘¿Están mejor que hace cuatro años?’", dijo Biden esta semana a sus donantes: “Bien, Donald, me alegra que hayas hecho esa pregunta amigo, porque espero que todos en este país se tomen el tiempo para recordar cómo fue marzo de 2020”.

A partir de ese momento, Biden comenzó a recitar una larga lista de los momentos más oscuros de los primeros días de la pandemia, cuando las salas de emergencia estaban desbordadas, los trabajadores de primera línea arriesgaban sus vidas para cuidar de los enfermos y algunos enfermeros se vieron obligados a usar bolsas de basura debido a la falta de equipo de protección personal.

Trump, por su parte, arrojó una red más grande sobre el pueblo estadounidense.

“Durante el gobierno de Trump, ustedes estaban mejor, sus familias estaban mejor, sus vecinos estaban mejor, sus comunidades estaban mejor y su país estaba mucho, mucho mejor, eso es seguro”, afirmó el exmandatario durante un mitin de campaña hace unas semanas. “Estados Unidos era más fuerte y más duro y más rico y más seguro y tenía más confianza”.

“Ahora tienen las guerras que nunca habrían ocurrido”, aseguró el republicano. “Rusia nunca habría atacado a Ucrania. Israel nunca habría sido atacado. Ustedes no habrían tenido inflación”.

La pregunta de “si están mejor” se remonta a la contienda presidencial de 1980, cuando Ronald Reagan se la planteó al entonces mandatario Jimmy Carter durante un debate televisado y se catapultó hacia la Casa Blanca.

En una encuesta de AP-NORC realizada el mes pasado, apenas el 24% de los estadounidenses dijo que estaban mejor ahora que cuando Biden asumió la presidencia, mientras que el 41% afirmó que estaba peor y el 34% dijo que ni una ni la otra. La mayoría también señaló que el país en general y la economía nacional estaban peor que cuando Biden se convirtió en mandatario.

Los colaboradores de Biden aseguran que esa pregunta —como cualquier otro sondeo de desempeño presidencial— ha quedado envuelta en el debate partidista. Afirman que sus encuestas internas han mostrado que los votantes tienden a bloquear sus recuerdos de la pandemia a menos que los traigan a colación, y que cuando se les pregunta sobre Trump tienden a pensar en los años anteriores a la llegada de la pandemia y no en 2020.

___

Miller informó desde Washington. Los periodistas de The Associated Press Emily Swanson y Josh Boak, en Washington, y Darlene Superville, en Kissimmee, Florida, contribuyeron a este despacho.