Biden transmite consuelo y apoyo a las familias, y gratitud a los socorristas

Miami, 1 jul (EFE News).- El presidente Joseph Biden transmitió este jueves en Miami-Dade un mensaje de consuelo y apoyo a las familias afectadas por el derrumbe parcial de un edificio y de gratitud a los rescatistas que buscan a las víctimas, que por primera vez en ocho días debieron detener su tarea.

"Estamos aquí por ustedes como una sola nación", le dijo Biden a los familiares en una reunión a puerta cerrada, tal como reveló luego y al término de la visita de unas siete horas de duración que hizo a Miami-Dade acompañado de su esposa Jill.

La pareja presidencial no visitó el lugar del desastre, sino que recibió por separado en un hotel de Bal Harbour a autoridades, rescatistas y, por último, a los sobrevivientes y a familias de los hasta ahora 18 fallecidos y los 145 desaparecidos.

De estos últimos dijo que "están pasando por un infierno" y a la vez son "realistas" acerca de las posibilidades de hallar a sus seres queridos con vida.

"La espera, la espera es insoportable", reconoció el presidente, quien, según los periodistas que le acompañan, antes de terminar su visita estuvo con la primera dama en el memorial "Muro de la esperanza" dedicado a los desaparecidos, donde oró y dejo unas flores.

LA BÚSQUEDA SE INTERRUMPE

La llegada de Biden a Miami-Dade coincidió con el anuncio de que unos "movimientos" registrados en la parte del edificio Champlain Towers South que sigue en pie obligaron a detener temporalmente la búsqueda entre los escombros en la pasada madrugada.

El temor a que se produzca otro derrumbe mantiene interrumpida la operación en la que participan centenares de personas "sobresalientes", como las llamó Biden.

Hasta que no existan condiciones de seguridad para que vuelvan los operarios, no se reanudará la búsqueda.

Es la primera vez que hay un "parón" desde que empezó la operación unas horas después de que en la madrugada del 24 de junio 55 apartamentos de los 136 del edificio, de 40 años y situado en primera línea de playa en la ciudad de Surfside, se convirtieran en una montaña de escombros.

"Solo quería venir y darles las gracias", dijo Biden al medio centenar de socorristas uniformados a los que saludó tras asistir a una reunión informativa con autoridades y jefes de las distintas entidades implicadas en la operación de búsqueda y rescate, la primera actividad de su agenda en Miami.

Biden agregó: "lo que están haciendo es increíble".

EL GOBIERNO FEDERAL ASUME LOS GASTOS

Según anunció en la reunión celebrada en el hotel St. Regis de Bal Harbour, ciudad vecina de Surfside, la Administración federal se va a hacer cargo de la totalidad de los gastos en que han incurrido el estado de Florida y el condado de Miami-Dade para atender la situación creada por el derrumbe.

También va a cubrir las necesidades de los supervivientes.

"Usted ha reconocido la gravedad de esta tragedia desde el primer día y nos ha apoyado mucho", subrayó el gobernador de Florida, Ron Desantis, quien en muchas ocasiones ha criticado duramente al Gobierno de Biden y discrepado con sus políticas.

La reunión con los sobrevivientes y familiares de víctimas y desaparecidos tuvo un tono diferente.

En una rueda de prensa al final de la visita, Biden dijo haber tenido la oportunidad de hablar con todos los que quisieron hablar con él, en una aparente alusión a personas que no asistieron e hicieron declaraciones a la prensa.

"No estoy interesado en hablar con él", señaló a la cadena CNN Avi Cohen, con su tío y su padre entre los desaparecidos.

Asimismo, Pablo Rodríguez, cuya madre, Elena Blasser, y su abuela, Elena Chávez, también están desaparecidas, comentó a la misma cadena que optó por llevar a su hijo a un consejero para casos de duelo antes que reunirse con el presidente.

ELSA Y LA INESTABILIDAD, DOS PREOCUPACIONES

Según dijo Biden, muchos familiares le manifestaron su deseo de que la búsqueda siga hasta recuperar todos los cuerpos para que puedan ser enterrados.

Además de la inestabilidad de la parte todavía en pie del edificio siniestrado, otra preocupación es la tormenta tropical Elsa, que se formó este jueves y, según los patrones de trayectoria, podría llegar al sur de Florida el próximo lunes.

El gobernador de Florida dijo hoy antes de la reunión con Biden que ya hay planes diseñados para el caso.

El clima no ha jugado a favor de los rescatistas en estos ocho días de duro trabajo. La lluvia, el viento y las tronadas les han acompañado, pero una tormenta tropical son palabras mayores.

Biden no quiso hacer conjeturas acerca de las causas del derrumbe, que ya están siendo investigadas, pero comentó que le había sorprendido que muchos de las personas con las que habló mencionaron el calentamiento global y la subida del nivel del mar en esta zona de Florida.

La estructura del edificio, según se ha sabido después del accidente, estaba dañada por lo menos desde 2018 y no se tomaron las medidas necesarias para afrontar el problema.

Hasta ahora se han presentado cuatro demandas judiciales en nombre de residentes de Champlain Towers South.

Entre las víctimas ya confirmadas como entre los desaparecidos hay personas originarias de países como Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El miércoles se recuperaron de los escombros los cuerpos sin vida de dos hermanas de 4 y 10 años, Emma y Lucía Guara, cuyos padres, Markus Joseph Guara, de 52 años, y Anaely Rodríguez, de 42, fallecieron también a causa del derrumbe.

Son las primeras víctimas menores de edad de una tragedia, de la que siguen surgiendo nuevos datos e historias ocho días después.

Hoy se supo que los rescastistas llegaron a escuchar la voz de una mujer que pedía ayuda entre los escombros, pero no pudieron hallarla, según dijo Alan Cominsky, jefe de los bomberos de Miami-Dade.

(c) Agencia EFE