Biden y Scholz se comprometen en Washington a apoyar a Ucrania a largo plazo

Alemania y Estados Unidos trataron de mostrar su unidad en la entrega de armas a Ucrania este viernes durante una reunión entre sus líderes en Washington. Olaf Scholz y Joe Biden se comprometieron a seguir apoyando a Kiev el tiempo que haga falta.

Apoyarán a Ucrania "mientras sea necesario". Joe Biden y el canciller alemán Olaf Scholz enviaron una señal de unidad a Rusia desde la Casa Blanca este viernes 3 de marzo.

Esta visita a la Casa Blanca es la segunda del dirigente alemán. El jefe de Estado ya había visitado la sede presidencial el 7 de febrero de 2022. En aquel momento, Rusia estaba "acumulando sus tropas" en la frontera ucraniana, recordó Joe Biden desde el Despacho Oval, donde los dos líderes hicieron breves declaraciones a la prensa.

Occidente había prometido "responder" y "hemos cumplido nuestra palabra", dijo el presidente estadounidense, dando las gracias a Olaf Scholz, que estaba sentado a su lado.

"Han dado un paso adelante" en apoyo de Kiev, dijo, mientras Alemania accedía recientemente, tras una larga vacilación, a entregar tanques a Ucrania.

Scholz afirmó que era "muy importante" enviar un "mensaje" a Ucrania de que "seguiremos (apoyándola) todo el tiempo que haga falta".

Tensiones entre Berlín y Washington

Esta reunión llega tras varios episodios de tira y afloja, como la oposición frontal de Joe Biden desde su elección al proyecto de gasoducto Nord Stream 2, llevado a cabo con Moscú.

Pero las tensiones han ido en aumento recientemente por la cuestión del envío de tanques a Ucrania. Alemania aceptó finalmente el 26 de enero enviar un número significativo de sus tanques Leopard, un punto de inflexión en el apoyo militar occidental.

Con AFP


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Wagner afirma que Bakhmut está "prácticamente rodeada"; Kiev señala que resiste
Blinken y Lavrov se reúnen en el G20; Scholz urge a China a no entregar armas a Rusia
Izium, la ciudad ucraniana retomada que seis meses después aún no se levanta