Biden revierte la prohibición de Trump a personas transgénero en el ejército

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este lunes una orden para revertir la prohibición impulsada por su predecesor, Donald Trump, que impedía a las personas transgénero formar parte de las fuerzas armadas.

"Hoy derogué la prohibición discriminatoria de que las personas transgénero sirvan en el ejército. Es simple: Estados Unidos es más seguro cuando todos los que están calificados para servir pueden hacerlo abiertamente y con orgullo", comunicó Biden por Twitter, cumpliendo una promesa de campaña.

El expresidente demócrata Barack Obama permitió en 2016 que las personas trans se unieran al ejército de forma abierta y que recibieran atención médica quienes se encontraran en transición. Pero al llegar al poder, Trump canceló el reclutamiento aceptando únicamente la permanencia del personal que ya estuviese en servicio. Los miembros de las fuerzas armadas que se declararon trans después de la ratificación de la medida tenían prohibido comenzar su transición.

"Los miembros del servicio que sean transgénero ya no estarán sujetos a la posibilidad de ser despedidos o separados por motivos de identidad de género", informó la Casa Blanca en un comunicado. "Una fuerza inclusiva es una fuerza más efectiva. En pocas palabras, es lo correcto y está en nuestro interés nacional", agregó.

Trump promulgó la ley en 2017 a través de Twitter, diciendo que los militares debían enfocarse en una "victoria decisiva y abrumadora", sin perjudicar sus objetivos con la presencia de personal transgénero, el cual traería "enormes costos médicos y trastornos".

La prohibición se aprobó por la Corte Suprema en enero de 2019 y fue criticada apenas dos meses después por la Cámara de Representantes, que aprobó una resolución para oponerse y la describió como discriminatoria al sostener que se basaba en "afirmaciones científicas y médicas defectuosas".

Sputnik V: el otro país de América que apuesta en grande por la vacuna rusa

El Departamento de Defensa explica en un documento en su página oficial las condiciones impuestas por Trump para admitir personas transgénero en el ejército: "Para aquellos que deseen unirse al ejército, un diagnóstico de disforia de género es presuntamente descalificante bajo la nueva política, al igual que lo es bajo la política de 2016, sin una exención".

El comunicado incluye excepciones. "Los solicitantes deben demostrar estabilidad en su sexo biológico durante 36 meses y poder cumplir con todos los estándares aplicables de aquellos asociados con su sexo biológico", explica en palabras de Anthony Kurta, quien desempeñó las funciones de subsecretario adjunto de defensa para personal y preparación en el 2017.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, el primer afroestadounidense elegido para liderar el Pentágono, expresó en el Senado al asumir el pasado viernes que estaba a favor de permitir el servicio de personas trans.

El grupo de expertos en derechos LGBT Palm Center publicó un informe en noviembre de 2020, coescrito con ex cirujanos generales militares, en el cual explicó que la prohibición de las personas transgénero en el ejército perjudicó la preparación militar.

Miles de personas transgénero integran actualmente el ejército norteamericano. Un estudio del 2016 realizado por el Departamento de Defensa estima que aproximadamente el 1%, o 8980 de los miembros activos en las tropas son transgénero. Al mismo tiempo, especialistas de Palm Center confirman un adicional de 5727 personas trans en reserva, lo que llevaría al total estimado en 2016 a 14707. Al momento, no hay cifras oficiales concretas.

Agencias AFP y Reuters