Biden reitera su compromiso con Ucrania y ofrece 60 millones de ayuda militar

·4  min de lectura

Washington, 1 sep (EFE News).- El presidente estadounidense, Joe Biden, comunicó este miércoles a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, el "firme compromiso" de Estados Unidos con la integridad territorial de Ucrania frente a la "agresión" rusa, y le ofreció 60 millones de dólares en ayuda militar.

El primer encuentro entre los dos líderes estuvo centrado en cuestiones de seguridad: desde el ingreso de Ucrania a la OTAN hasta el gasoducto Nord Stream 2 y pasando por las tensiones en el Donbás, escenario desde 2014 de una guerra entre el Ejército ucraniano y los separatistas apoyados por Rusia.

En declaraciones a periodistas antes del inicio de la reunión, el gobernante estadounidense consideró que Kiev y Washington comparten un "mismo sistema de valores" y ambos desean una "Europa completa, libre y en paz".

"Estados Unidos sigue estando firmemente comprometido con la integridad territorial de Ucrania frente a la agresión rusa", afirmó Biden ante Zelenski en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

En respuesta, el líder ucraniano agradeció el continuo apoyo de Washington a la "soberanía" e "integridad territorial" de Ucrania y consideró que los esfuerzos deben concentrarse en el Donbás, la península de Crimea, que Moscú se anexionó en 2014, así como el mar Negro y el mar de Azov, que Rusia considera parte de su esfera de influencia.

60 MILLONES DE DÓLARES PARA MISILES Y OTRAS ARMAS

Zelenski también agradeció a Biden los 60 millones de dólares que la Casa Blanca solicitó al Congreso el viernes, con la idea de que el paquete estuviera listo para la visita del gobernante ucraniano.

Específicamente, el paquete incluye misiles antitanque de tipo Javelin, que Washington ya ha enviado a Kiev en ocasiones anteriores, así como armas letales y no letales destinadas a permitir que Ucrania se "defienda más eficazmente de la agresión rusa", indicó la Casa Blanca en un comunicado tras el encuentro.

Desde 2014, cuando estalló el conflicto con Rusia, EE.UU. ha dado a Ucrania 2.500 millones de dólares en ayuda militar, incluyendo 400 millones solo este año.

Aparte de la ayuda militar, la Casa Blanca no anunció ningún otro compromiso concreto con Ucrania.

EL INGRESO DE UCRANIA A LA OTAN

Biden solo dio un tímido apoyo al ingreso de Ucrania a la OTAN y no llegó a concretar cuándo podría aprobarse la solicitud.

"Apoyamos las aspiraciones euroatlánticas de Ucrania", se limitó a decir Biden.

Zelenski había acudido a Washington con la esperanza de obtener detalles sobre el ingreso, especialmente después de que Ucrania participara en las evacuaciones masivas de Afganistán con el traslado fuera del país asiático de ciudadanos afganos y estadounidenses.

Pese a la creciente colaboración de Ucrania con la OTAN, la mayor parte de los socios de la Alianza Atlántica creen que Ucrania necesita adoptar una serie de reformas políticas antes de formar parte del selecto club.

Al respecto, Biden mencionó que uno de los temas de la reunión sería ver cómo Washington puede ayudar a Kiev a "avanzar su agenda de reformas democráticas" para integrarse "completamente" en Europa.

NORD STREAM 2

Tampoco hubo grandes anuncios en torno al polémico oleoducto Nord Stream 2, que hará llegar gas ruso a Alemania sin pasar por Ucrania, lo que priva a ese país de una importante fuente de ingresos, ya que hasta ahora la mayoría del gas ruso con destino a Europa pasaba por suelo ucraniano y Kiev cobraba a Moscú un canon de tránsito.

El oleoducto apenas estuvo presente en las declaraciones que intercambiaron los dos líderes ante la prensa. Biden se limitó a decir que quiere crear un nuevo "diálogo" con Ucrania sobre energía y cambio climático, en línea con sus objetivos para reducir el calentamiento global.

En julio, Washington y Berlín llegaron a un acuerdo para que EE.UU. retirara su oposición al gasoducto, algo que Ucrania recibió con cierto recelo.

UNA VUELTA A LA NORMALIDAD

Pese a la falta de grandes anuncios, la reunión tiene un gran valor simbólico porque escenifica la vuelta a la normalidad en las relaciones entre Washington y Kiev después del escándalo que provocó una llamada telefónica en la que el ya expresidente Donald Trump (2017-2021) pedía "un favor" a Zelenski.

En concreto, en esa llamada en julio de 2019, Trump presionó a Zelenski para que investigara por presunta corrupción en Ucrania a Biden, entonces su rival político, y su hijo Hunter, lo que desembocó en un juicio político contra el hoy exmandatario del que salió absuelto.

Esta es también la primera reunión en la Casa Blanca entre un presidente de EE.UU. y otro de Ucrania en más de cuatro años.

La última reunión en la mansión presidencial se produjo en junio de 2017, cuando el entonces presidente Trump recibió al predecesor de Zelenski, Petró Poroshenko.

Zelenski, además, es el segundo líder europeo al que recibe Biden en la Casa Blanca después de la visita en junio de la canciller alemana, Angela Merkel.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.